Mis memorias del Barrio “El Gallito” Barrio El Gallito, zona 3 -1 de 3-

gallito 3Tomado de
Tu Muni
Sitio web
Guatemala, C. A.

¿Cómo era antes el barrio El Gallito? Según cuentan algunas personas que tienen muchos años de vivir allí, en otros tiempos era posible ir a pasear hasta el barranco, y tomar leche al pie de la vaca en la 6ª. Av. y 10 calle de la zona 3, al fondo. Con el terremoto de 1976, ganado y cobertizo se perdieron en la hondonada.

Había un tanque público donde lavaban su ropa las vecinas, desde las 4 de la madrugada, sin miedo a nada.

Además, funcionaban varias academias de mecanografía colmadas de estudiantes a toda hora, y el colegio “Juana de Arco”, de donde egresaron reconocidos profesionales de todas las ramas.

Se podía observar en las calles a los chicos que regresaban de la escuela, y trabajadores que volvían tranquilamente a sus casas.

Muy temprano, salían de sus hogares hombres y mujeres que trabajaban en el Estado, el Hospital General, restaurantes, almacenes y fábricas, así como universitarios, en un entorno cordial que evocaba el ambiente que se vive en los pueblos.

Los domingos, las familias se dedicaban a sus actividades religiosas, deportivas o sociales. Los chicos jugaban en las calles y a veces se aparecía un charamilero, que decía que llegaba a recoger la basura, pero la botaba a la vuelta de las casas.gallito 1

El mercado era un lugar de encuentro para las mujeres del barrio, que llegaban a comprar verduras de buena calidad y productos de primera necesidad a precios bajos, igual que en las ventas instaladas en los alrededores. Un medio mercado se ubicaba en la 12 calle y 7ª. Av. Donde también terminaban las rutas 6 y 10, del transporte urbano.

En la década de 1970 salir a caminar por el barrio era un verdadero paseo, así como bajar hasta barranco y tomar leche al pie de la vaca, pasar por las panaderías, ver a los chicos jugando en las calles.

La salida del colegio “Juana de Arco” era emocionante por los encuentros con los amigos, pero luego había que apurarse para llegar a tiempo a la academia de Mecanografía.

Recuerdo que cuando mi mamá necesitaba un albañil, sólo salíamos a caminar y por recomendaciones lo encontrábamos. Había casas de artesanos, zapateros, costureras, ventas de comida, pintores de mantas, fábrica de muebles, tejedores de telares típicos, tiendas.

En 1976 el terremoto marcó nuestras vidas, no sólo por todas las personas que murieron sino también por la cantidad de casas derrumbadas. Pero también porque en nuestra cuadra, a causa de las lluvias, se abrieron unos grandes agujeros que conducían hacia unos túneles de ladrillo y que posiblemente eran antiguos desagües.

Estos túneles llegaban hasta la Avenida del Cementerio, donde hoy es el Centro de Educación Especial “Alida España”, y se sabía que algunos muchachos se metían allí con candelas y llegaban hasta el fondo, donde según decían había una laguna, debajo de donde se levanta ese edificio.

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s