Los toritos de los tradicionales “rezados”

toritoEscribe
Marco Tulio Monzón
Gestor cultural
Texto referencial
Juan Antonio Canel
Escritor 

Nuestro recordado y recién pasado mes de diciembre por excelencia es el mes de la pólvora.  Cohetes, bombas, diablos, toritos, las “luces campero” que ahora son más comunes que las hojas de tamal, son parte de lo que significa “diciembre”. 

Es la época de los rezados, procesiones festivas de diferentes iglesias que generalmente exaltan la magnificencia de la Purísima Concepción de María, así como los rezados de la Virgen de Guadalupe, cuya fe se extiende a toda Latinoamérica.

Los toritos como particular juego o fuego pirotécnico, son diversión de chicos y grandes durante el recorrido de los rezados, siendo éstos la principal causa de que estas procesiones entren mucho más tarde de lo programado.

Al respecto de este tema, el escritor guatemalteco Juan Antonio Canel, escribió en su muro de Facebook, los siguientes conceptos al respecto, lo que nos permite recordar, conocer y descubrir, la importancia de este elemento en la época a que hacemos referencia.

“Torito. Acepción: Juan Antonio Canel
«Armazón en figura de toro que revestido de cohetes, canchinflines sirve para diversión en las fiestas populares, es la alegría de muchachos y patojos que hacen de toreros». (Gabriel Evans, Andanzas de un chapín, Pág. 206).

Ejemplos de uso:
«Y el torito de fuego ametrallaba la noche con sus mil canchinflines de colores, a la hora del rezado…» (Gabriel Evans, Andanzas de un chapín, Pág. 53).

«En la ciudad, entre varas de cohete y toritos de luces polícromas, el silencio se escucha de estallido en estallido y de bombón en bombón». (Mario Alberto Carrera, Costumbres de Guatemala, 107).

«Una vez, llegado el momento de la coronación, un señor andaba quemando un torito encuetado. El maestro de ceremonias, por el micrófono, le gritaba al señor del torito que se alejara porque se iba a iniciar el acto; pero, parece que no escuchaba la prevención; así que a la tercera llamada, se le salió lo campirano al maestro y le gritó: “Ese hijo de la gran )(%#)& que está quemando el torito, o se aleja o lo mandamos que le den riata por inoportuno”, creo que eso si lo oyó porque se fue para otro lado». (René Arturo Villegas Lara, Diario La Hora, 23-12-2013, Pág. 12).”

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s