Hugo Carrillo: el amigo y el maestro. Parte V segmento 1

carrillo V 01

Julia Vela. Fotografía tomada del muro de Facebook de Ana María Rodas.

Escribe
Francisco De León
MEMORIAS DE UN VIAJERO
Publicado en;
gAZeta, revista digital

Me faltaba el tramo más tortuoso hacia la capital, la trepada desde el Rancho, aproximadamente 70 kilómetros de cuesta arriba donde se conjuga todo tipo de vehículos, desde el transporte pesado hasta el motorizado, con la carretera en muy mal estado y los carros que vienen a alta velocidad en sentido contrario. Había, en este trayecto, que «estar mosca» como decía Carrillo. Un dime que había aprendido en sus estancias en Venezuela, que significaba el estar alerta y preparado en todo momento.

Faltando un par de meses para el estreno de Historia de un Pepe durante un ensayo en el Teatro de Bellas Artes, Carrillo me dijo que quería hablar conmigo, que tenía una propuesta que quería hacerme en relación con mi idea de dejar Teatro Club y probar mi experiencia teatral en un contexto fuera del guatemalteco.

Al terminar el ensayo les informó a los demás miembros del elenco que tendría una reunión privada conmigo en relación con el diseño de luces de la obra, se despidió de todos y nos fuimos a la cabina de iluminación. Carrillo estaba extremadamente solemne, se sentó y sacó de su saco una carta diciéndome:

Francisco, estuve platicando con Julita (Julia Vela la directora de la dirección General de Bellas Artes de aquellos años) y le informé que en la obra necesitamos contar con «postizos», pelucas, cuellos de época y utilería, en fin, lo que a Cristy Cobar no le da tiempo de hacer y que solamente en México podemos adquirir fácilmente. Le comenté que la persona indicada para esta misión tenía que ser usted. Aquí está el listado de lo que necesitamos.

También quiero contarle que ayer me comuniqué con mi amigo del alma Héctor Gómez, le platiqué de usted, de los intereses que tiene y me dijo que con mucho gusto estaría dispuesto a colaborar si en dado caso usted decide trasladarse a vivir allí. Por ahora es importante que se encuentre con él en cuanto llegue a México, él lo orientará y lo conectará con la gente que lo puede ayudar más adelante.

Sale la otra semana, tiene tiempo suficiente para ir a la embajada de México esta semana y arreglar su visa, cuando la tenga lista compramos los boletos del viaje y reservamos el hotel. Hay me cuenta.

¡AH!, otra cosa, lo de los postizos y la utilería es solo una justificación para que viaje, ja, ja, ja, sin embargo, es bueno que los traiga, siempre es bueno estar mosca para las que sean papa.

Tomé el sobre y me quedé pensando qué decirle a Carrillo. Lo abrí y saqué los documentos. Al desdoblarlos, el primero que leí fue una carta de presentación sobre mi trabajo teatral, firmada por la directora general de Cultura y Bellas Artes, dirigida al cónsul de los Estados Unidos Mexicanos, explicándole el motivo de mi visita a México y el tiempo aproximado que estaría allí. Había también una carta de referencia de trabajo de Teatro Club, así como un listado de contactos de personas en México, de los cuales recuerdo aún algunos nombres como el de Samara de Córdova, Manuel Orcacitas, Martín Arévalo, Héctor Gómez, Tito Monterroso y Carlos Solórzano, entre otros.

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s