¿Qué es el “don de lágrimas”? -1 de 2-

lagrimaTomado de:
La Croix, sitio web
Glosario

Recopilado por:
Sophie de Villeneuve

Las lágrimas son, en primer lugar, un signo de debilidad, de sufrimiento, que se esconde. Sin embargo, la espiritualidad medieval hablaba del “don de lágrimas”… ¿De qué se trata? Aquí la respuesta de Anne Lécu, religiosa, médico en una cárcel, autora del ensayo Des larmes (Las lágrimas)

¿Las lágrimas siempre tienen el mismo significado?
L.:Depende de la época. Hoy a veces se llora por tonterías, y hay quien llora de alegría. Las lágrimas van de la tristeza a la alegría y, como María Magdalena cuando Jesús la llamó por su nombre, se puede pasar en un mismo momento de un estado a otro. La risa tiene algo de mecánico, mientras que las lágrimas trazan una continuidad en la gama de los sentimientos.

Usted dice en su libro que las lágrimas son una secreción del cuerpo. Entonces ¿hay que tratarlas, hay que curarlas?
L.:Ese es el asunto. Hoy se tiende a medicar todo, y se puede caer en la tentación de decir que hay que suprimir las lágrimas, que son un signo de sufrimiento. A veces es así, pero no siempre. Para mí, las lágrimas son ante todo un desbordamiento que manifiesta un exceso de algo. Lo que me interesa es lo que dicen de la persona que llora, lo que ella escucha en sus propias lágrimas. Muchas veces nos sentimos desbordados por las lágrimas. A veces nos pasa que estamos llorando cuando no queremos hacerlo.

Nuestras lágrimas ¿están relacionadas con lo que nos pasa, con nuestra vida personal, psicológica?
L.:Con nuestra existencia, nuestra historia, nuestro pasado, nuestra manera de ser… Unos lloran más que otros, que no consiguen exteriorizar su sufrimiento, y hay otros que sufren y lo dicen. Recuerdo a una persona en la cárcel que estaba cubierta de grandes úlceras que supuraban, y que me dijo: «Mi cuerpo que supura, es mi alma que llora». No conseguía llorar. Es más triste no conseguir llorar que llorar demasiado.

En las Escrituras, y también en el Antiguo Testamento, se llora mucho.
L.:Eso es porque la Biblia cuenta nuestra historia. Un fraile dominico que conozco dijo que cuenta lo que nos pasa alrededor en un radio de 5 m. Habla de las emociones de la gente, sus conflictos, sus alegrías…

¿Las lágrimas de la Biblia dicen algo en particular?
L.:Dicen que Dios se encarna en nuestras vidas, nuestros fracasos, nuestras alegrías, nuestros encuentros…

¿Dios tiene una relación con nuestras lágrimas?
L.:Yo creo que sí. Y también creo que Dios llora. Cristo llora en el Evangelio. Jesús se hizo uno de nosotros; también tengo la impresión de que nuestras lágrimas forman parte de las suyas. Él las lleva consigo. Cuando llora, lo hace por las lágrimas de todo el mundo. Y si Dios llora, pues sí, hay una relación entre Dios y las lágrimas. Los autores de la Edad Media no se equivocaban cuando hablaban del «don» de las lágrimas.

¿Qué es este famoso «don de lágrimas»?
L.:Que ante todo debemos recibir las lágrimas como un regalo. Son un regalo porque significan la presencia de alguien. Yo creo que quien no llora es porque está verdaderamente solo. Si llora aunque esté solo, es que llora delante de alguien. Ese alguien puede ser Dios, puede ser también alguien en quien está pensando y que se ha ido o ha muerto, pero que está presente en su ausencia, se podría decir. El que está absolutamente abandonado por su gente no llora. Todos hemos vivido esa experiencia: cuando estamos delante de una persona de confianza, nos ponemos a llorar. Llega un amigo, se desmorona y se pone a llorar. Las lágrimas son la señal de una presencia, por eso son un regalo.

¿Esto significa que se llora por nada?
L.:No, no es eso. Cuando releemos los escritos de los autores medievales, encontramos lágrimas de contrición: de arrepentimiento por lo que se ha hecho.

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s