Quiroa: Un recorrido por su vida (Parte II, segmento II)

quiroa 22Por
Juan Antonio Canel
Publicado en
Diario La Hora

El pueblo: hasta en el tuétano: Hablé en mi nota anterior, del 15 de junio del 2018, sobre los Resulta que Quiroa decía que era crema sólo por llevar la corriente, por hilar conversación y tragos con los demás; en realidad, el fútbol nunca le importó. En una ocasión, en la que fueron al estadio, Maco le preguntó a Sian:

–¿Usted sabe por qué vengo al estadio, Boris?
–¿Por qué, Maco?
–Vea a esa mujer de allá adelante. Mírela, bien arregladita, muy compuesta ella. Por atrás parece modelo de pasarela y por delante modelo de vení p’acá. Ya la va a ver en un rato. Échele ojo.

Y, cabal, momentos después, tras un fallo del árbitro, la mujer se levantó de su asiento y exclamó junto a los demás:

—¡Árbitro hijo de la gran puta, desgraciado…!

Entonces, Maco, con una sonrisa pícara, se volteó hacia Sian y, previo apachón de ojo, le dijo:

–Ya ve, Boris, a eso vengo al estadio;  a ver a la gente, a medir sus reacciones, actitudes, maneras de comportarse, cambios de personalidad; a estudiarlas. Esos son los insumos que me sirven para pintar y escribir.

Quiroa fue pintor y escritor por decisión propia. En una ocasión le pregunté por qué optó por hacerse escritor:

–Fijate vos –me dijo–, la suerte que yo tuve al tener un ruco como mi viejo.
–¿Por qué, vos?
–Porque si no hubiera sido por él, de plano yo hubiera sido otra cosa, menos escritor y pintor.
–¿Abogánster?–Quizá sí.
–¿Él te obligó, pues?
–No, hombre. Al contrario. “Yo comencé a interesarme por la literatura y la pintura, precisamente, porque no me obligaron.quiroa 2

La literatura me la enseñó con el ejemplo porque era un lector empedernido y hombre muy culto. Además, lo que pasó fue que, como al tío Nino  (Manera como Marco Augusto Quiroa se refería a su papá: Benigno Quiroa Obregón.) lo tenían del tingo al tango, a mí me acarreaba a donde a él lo enviaran. Y en ese trajín aprendí que las atmósferas son distintas. Cada pueblo tiene la propia. Y la misma comida, aunque sea igual, no tiene el mismo sabor en Cobán que en Chicacao. El sudor de las personas huele diferente. Y el dolor, que siempre duele, las personas no lo sienten de la misma manera en todas las partes. Hasta los labios de las mujeres, dependiendo del lugar, saben a jocote de corona, a rosas en miel, hoja de pino o agua fresca… etcétera”.

Sentir las cosas en lo profundo lo proveía, después, del placer de evocarlas; a la vez, de una añoranza que lo urgía a contarlas. Lo vivido ya no tenía que ver solo con lo externo sino se volvía parte orgánica en él. Luego, las sensaciones ya no eran provocadas desde el exterior sino del interior. Eso implicaba dotarlo de una sensibilidad intensa. Por eso se le atrincheró la necesidad de escribir que lo mantenía sin sosiego.

En una de nuestras charlas frecuentes, le pregunté por qué se juntaba a tertuliar en unos lugares que la gente consideraba “bajos”. Él me respondió que esos santuarios eran fuente importantísima para un escritor. Sobre todo, para quien aspira a llegar al corazón del pueblo.

“¿De qué le vas a hablar al pueblo?: de las cosas del pueblo. Entonces tenés qué conocerlo. Meterte dentro de él y sentirlo a través de sus palabras, de lo que ven, de lo que comen, de lo que palpan, etc. De lo contrario sólo podés aspirar a ser un escritor para chancles, si bien te va. En ese sentido solo sigo el  ejemplo de Lope de Vega, Cervantes y maese Quevedo, que tuvieron la gracia y el genio de meter al pueblo en el protagonismo literario. En esa onda uno debe llevar al pueblo metido hasta el tuétano” –decía. Pero de este asunto seguiré hablando en la siguiente entrega.

(continuará)

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s