Hugo Carrillo: el amigo y el maestro.  (Parte I segmento 3)

carrillo 03Escribe:
Francisco De León
Arquéologo y teatrista
Publicado en gAZeta

Comenzaron a platicar de un sinfín de cosas y yo seguí en lo mío. Al terminar la conversación se despidió de mí, no sin antes hacerle saber a Josué que yo le había causado muy buena impresión, que parecía ser una persona que estaba bien interesada en hacer lo que me gustaba.

Después de ese primer encuentro se entabló una amistad muy cordial, me lo encontraba en estrenos de obras de teatro, en conferencias sobre arte, exposiciones de pintura, a veces lo saludaba en la calle y me preguntaba sobre lo que estaba haciendo, terminaba la plática con un buen consejo y un hasta pronto. Recuerdo que fui a un curso de dramaturgia impartido por él en el IGA y que cuando trabajé en las temporadas de La Chalana y Tomás y las abeja en la UP siempre llegaba de visita al «búnker» de Rubén, nos reuníamos para comer panes con frijoles y jugar a las cartas, nos contaba de sus experiencias en México con Samara de Córdoba, de su estancia en Europa, principalmente en París y Alemania.

Pasaron los años, se fue una temporada de viaje a Nueva York y lo dejé de ver por un buen tiempo.

Yo tenía una amistad muy grande con Miriam Monterroso, actriz y promotora de teatro que trabajaba como secretaria del Departamento de Teatro de la desaparecida Dirección General de Bellas Artes. Miriam realizaba en los años 80 una inmensa labor de promoción artística impulsando los festivales de teatro de los barrios y departamentos en toda la República, bajo la dirección de Norma Padilla. Eventualmente, impartí talleres de luminotecnia para estos grupos de teatro y por lo tanto llegaba continuamente a Bellas Artes.

En una de mis llegadas, Miriam me contó que Hugo Carrillo había regresado a Guatemala y que estaba tratando de localizarme para platicar conmigo sobre un proyecto que tenía en mente. Amablemente me dio su número de teléfono y me dijo que si quería lo podía llamar en ese momento. Efectivamente así lo hice, llamé a su casa, lo saludé y me dijo que si lo podía esperar en Bellas Artes, que trataría de llegar lo más pronto posible.

carrillo 03

Hugo Carrillo caminando sobre la 5ta. calle hacia la 4ta. avenida a un costado del Conservatorio Nacional de Música. Fotografía y texto tomados de la Revista del XV Festival de Teatro Guatemalteco del muro de Facebook del Teatro de Bellas Artes.

Fue un reencuentro muy agradable, en el cual nos pusimos al día de lo que había sucedido en los últimos años, platicamos por mucho tiempo. A la hora del almuerzo, Miriam nos acompañó, fuimos a donde doña Lupita, el comedor del mercado central favorito de Carrillo que en ese entonces estaba ubicado temporalmente en el Parque Colón, debido al terremoto del 76. Allí era donde solíamos reunirnos para planificar y celebrar las obras de teatro que presentábamos.

Cuando me di cuenta, mi reloj marcaba casi la una de la tarde, mis recuerdos me habían hecho manejar más de tres horas sin parar y había perdido la noción del tiempo. Busqué un lugar donde almorzar, me di cuenta de que estaba llegando a La Ruidosa, me recordé entonces que la comida favorita de Carrillo donde doña Lupita era la carne guisada con arroz y guacamol. Por fin paré en el primer comedor que vi. Estaba desganado y triste, sin embargo, me recordé lo que Carrillo solía decirme cuando las cosas no nos salían tan bien «la vida es un suspiro Francisco, por eso hay que vivirla a plenitud y no reparar en los fracasos». Eso fue lo que él hizo siempre, vivió la vida a plenitud con un coraje y una determinación envidiables.

Durante mi almuerzo en La Ruidosa, recordé ese día donde doña Lupita, Carrillo me contó entusiasmado que lo habían invitado para montar un espectáculo para el Festival de Arte y Cultura que se realizaría en Antigua Guatemala y que tenía pensado hacer una Verbena Cervantina que englobara teatro, música, canto, poesía, magia, estudiantinas, un desfile con caballos, carruajes y antorcheros que saliera desde el palacio de doña Leonor hacia la iglesia de San Francisco, y allí en su atrio y plaza montar una feria con varios escenarios, en donde se presentarían escenas de teatro español, duelos de espadachines, comparsas, etcétera. Me contó que en Puerto Barrios había visto en un bar un moreno que tenía un número de vudú y fuego, y que quería traerlo para que presentara su espectáculo en la Verbena.

Carrillo ya había hecho algunos contactos en Antigua Guatemala con Rosangela de Gaytán, que formaba parte de la Academia Dramática Antigüeña. En la capital con Cristy Cóbar, Ana María Bravo, Luis Domingo Valladares, Pablo Antonio del Cid y Miriam Monterroso, entre otros. Pero le faltaba tener actores, técnicos, un regidor de escena y un director técnico artístico que le ensamblara todo el espectáculo. Me contó sobre la idea y me preguntó qué pensaba, si estaría interesado en participar en la Verbena como director técnico artístico, que solo le faltaba el regidor de escena. Me preguntó si sabía de algún actor o técnico que pudiera trabajar como tal. De inmediato le mencioné el nombre de Rudy Mejía, mi querido amigo actor de la UP con quien habíamos pasado experiencias muy gratas en el arte, en las que me había demostrado su alto espíritu de colaboración y lealtad. Además, yo sabía que Rudy conocía a muchos otros estudiantes de teatro que estarían dispuestos a trabajar con nosotros, entre ellos Marco Antonio Esquivel (Tatú), Joel Mendoza, Rodolfo Orozco (Roperón) y otros cuyos nombres no recuerdo.

Efectivamente así fue, la Verbena Cervantina fue el espectáculo que marcó el inicio de una nueva etapa de Teatro Club, el grupo de teatro que Hugo Carrillo había formado muchos años atrás.

Continuará.

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s