Nuevo estudio: crecer rodeado de libros es bueno para el cerebro

gato.jpgEscribe:
Trudy Mercadal
Publicado en:
gAZeta, Diario Digital
Política y sociedad / TRES PIES AL GATO

Investigadores de la Universidad Nacional de Australia reportan que crecer en un hogar lleno de libros conduce a un nivel superior de competencia en lectura, aritmética y tecnología de comunicación e informática, incluso entre las personas que no reciben una educación universitaria.

El estudio, publicado este año por la Dra. Joana Sikora y su equipo, se titula Scholarly Culture: How Books in Adolescence Enhance Adult Literacy, Numeracy and Technology Skills in 31 Societies (el mismo se puede acceder en ScienceDirect). El trabajo se basa en una encuesta a 160 000 adultos entre las edades de 25 a 65 años, residentes en 31 países, y determina las enormes ventajas de crecer y vivir en un hogar donde abundan los libros. Tener acceso y estar expuestos a libros desde temprana edad, según explican, importa mucho, pues hace de los libros (y, por ende, del conocimiento) parte integral de la rutina diaria, y se convierte en prácticas que incrementan las competencias cognitivas.

Sobresalen datos muy interesantes en el estudio. Por ejemplo, se encontró que el número promedio de libros en una casa es de 115, aunque existen diferencias nacionales: en Turquía el promedio es de 27 libros y en Noruega, 212. El promedio de libros en una casa del Reino Unido es de 143 y en Estonia, un diminuto pero muy avanzado país del norte de Europa, de 218. En general, es útil saber que una biblioteca casera necesita por lo menos de unos 80 libros para que se perciba su efecto cognitivo. Los científicos encontraron también que las competencias lectoras de los habitantes de una casa aumentan en proporción a la cantidad de libros en la misma, un dato que sorprende poco.

Por supuesto que las personas que leen poco pueden adquirir una educación a nivel superior, o sea, cursar exitosamente una carrera universitaria y demostrar inteligencia en otros aspectos. Es interesante, sin embargo, la comparación que presenta el estudio: los y las adolescentes que no pasan de estudiar el nivel secundario, pero que viven en un ambiente lleno de libros, adquieren las mismas aptitudes en lectura, aritmética y competencia tecnológica que los graduandos universitarios que crecieron en un ambiente pobre de libros. En otras palabras, crecer en un medio ambiente letrado otorga una ventaja notable a los y las jóvenes, aparte del nivel educativo formal que lleguen a cursar. En el estudio, los científicos expresan temor de que la tendencia hacia lo digital reducirá el impacto de los libros, pero aseguran que, por ahora, se mantiene el impacto benéfico de los libros y la cultura literaria en los hogares.

Así que, si usted es como yo y mantiene pilas o torres de libros adquiridos obsesivamente en espera de ser leídos, ¡no se sienta culpable! Piense que hasta existe un elegante término japonés para esa manía, tsundoku, que se traduce como «promontorio de lectura» y contribuye así a que los habitantes de su hogar adquieran mayor cantidad de competencias cognitivas e intelectuales. ¿Quién quita que algún día llegue a casa y encuentre al gato leyendo en un sillón?

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s