Tardía y triste noticia

mario 2Escribe
Marco Tulio Monzón
Gestor Cultural

Qué triste es enterarse de la muerte de un amigo. Sobre todo, cuando se vive cercano, se ha tenido la suerte de compartir, de convivir. Últimamente he tenido las noticias tristes de amigos cercanos que viven en nuestro mismo espacio geográfico.

Sin embargo, es más triste enterarse, y mucho tiempo después, de la muerte de un amigo lejano, alguien de quien kilómetros de mar nos separan, y este es el caso del que hoy, casi cinco meses después me estoy enterando.

Hace ya muchos años, a raíz de una presentación en power point que compartí en mi correo electrónico, sobre la tumba del Hermano Pedro, en la iglesia de San Francisco, cuando aún el Facebook ni siquiera era tan popular, por una de esas casualidades, mi presentación llegó al correo de don Mario, compartida por alguien que era amigo mutuo.

Este nuevo amigo, me escribió a mi correo y desde entonces empezó una lejana amistad, cercana por la tecnología, pero llena de breves, pero amenas conversaciones. De ahí empezó a compartirme muchos de sus textos publicados en el Diario La Hora, importante material histórico, y resolviéndome dudas de temas que él conocía a la perfección, en su calidad de cronista.  mario gilberto

Últimamente me quedé con la duda del por qué no recibía respuesta a mis correos, de que no lograra conversar con él por medio del Facebook, y hoy encuentro la respuesta.

El pasado 22 de febrero, mi buen amigo Mario Gilberto González Ramírez, ex cronista de la Ciudad de La Antigua Guatemala, dejó de existir.  Nunca supe que hubiera tenido alguna enfermedad, pero hoy que me entero de esa noticia, la tristeza ha invadido mi corazón.  No haberlo conocido personalmente, nunca haberle visto a los ojos o estrechado su mano, no fue motivo para no sentir una amistad sincera de su parte.

Fue para mí, de esas personas que no necesitan tener frente a frente para saber el valor humano que poseen, la sinceridad de su amistad, la disposición de compartir sus conocimientos…

Triste una noticia así, lamentable, pero también hay que reconocer que es la vida, que todos tenemos que cerrar expediente y partir a la presencia de nuestro Señor, y quizá llegar a un plano superior, mejor del que vivimos acá en la tierra.

Descanse en paz mi buen amigo Mario Gilberto, y a su familia, resignación y consuelo.

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s