Asturias en el olvido, el vacío del Mineduc  -2 de 2-

ariel 3Escribe:
Pavel Gerardo Vega
El Acordeón
elPeriódico
Guatemala, C. A.
 
Para planificar el proyecto se contó con la participación a nivel primario de Frida Morales y de Gloria Hernández, además, para el nivel secundario el escritor Francisco Morales Santos se encargaría de esquematizar el trabajo para que el programa se ejecutara con los mejores contenidos.

En el nivel primario se hizo una selección de la tradición oral y escrita guatemalteca y de los principales autores que han escrito a lo largo de nuestra historia, comentó Argueta.

En el caso del nivel medio se seleccionaron textos de Rafael Landívar, Rafael García Goyena, Fray Matías de Córdova, María Cruz, Rosa América Hurtarte, Cristina Camacho, Ana María Rodas, Carmen Matute, Margarita Carrera, Luz Méndez, Maía Zipfel, Flavio Herrera, Rafael Arévalo Martínez, Carlos Rodríguez Cerna, Ramón Aceña Durán, Carlos Wyld Ospina, Félix Calderón, Osmundo Arreola, Máximo Soto Hall, Ismael Cerna, Domingo Estrada, Manuel Diéguez Olaverri, Juan Diéguez Olaverri, José Batres Montufar, Simón Bergaño, Mario Payeras, Roberto Obregón, Manuel José Arce, Marco Antonio Flores, Carlos Zipfel y García, Hugo Estrada, Francisco Albizures Palma, Otto René Castillo, Melvin Morales, Mario Matute, Werner Ovalle, Carlos Menkos-Deka, Mario Roberto Morales, entre otros y además autores de Centroamérica. Esto sin faltar los clásicos como Asturias, Monteforte Toledo, Augusto Monterroso y otros.

El programa incluía, además, utilizar la Tipografía Nacional para editar e imprimir los textos, a manera de reducir costos y evitar las contrataciones sesgadas. Se trató de obtener la versión de la escritora Ana María Rodas, quien fungió como directora de la Tipografía para entender más a fondo la dinámica de esa administración, pero a pesar de aceptar la entrevista, no respondió el correo electrónico con las preguntas ni las llamadas posteriores.

Como era un programa piloto, Argueta recuerda que fueron impresos unos 10 mil textos a principios de 2010, pero nadie le dio seguimiento al plan a su salida del Manuel Diéguez Olaverri y el proyecto nunca despegó.

Según la Digecur, “como parte del Programa Nacional de Lectura se dotó de una caja con una serie de libros para cada grado, similar a la enviada a los establecimientos de primaria; con fines de formar una biblioteca para consultar y también para fomentar el placer por la lectura”. Aunque nuevamente, solo se deja a criterio de los docentes o de los propios estudiantes.

Asturias en el silencio

Raúl Figueroa Sarti, director de F&G Editores, la única editorial autorizada para editar e imprimir la mayoría de títulos de Asturias, explica que al Mineduc nunca le ha interesado comprar las obras del nobel. En la licitación de 2013 para comprar libros destinados a los establecimientos del nivel medio, Figueroa asegura que solo se le compró Leyendas de Guatemala. “El problema con las licitaciones del Mineduc es que sacan a licitación cuando ya se han seleccionado los textos, entonces no hay mucha posibilidad de participar”, denuncia.

Argueta lo respalda. “Se compran textos sin criterio, pues se deja a libertad total y generalmente asociados a comisiones que les dan a los colegios o aún a las escuelas. No hay una política clara de la lectura en Guatemala”, apuntó.

“El sistema educativo está hecho para formar ciudadanos. Parte de la ciudadanía es valorar y apreciar a los grandes pensadores, unos que sirvan de modelo, y que fortalezcan identidad. Leer a Miguel Ángel Asturias es justo eso. No solo es acercar a los jóvenes a la literatura, sino buscar identidad a través de ella. Que no se cuente con un listado de autores sugeridos por el Mineduc, puede ser un error, ya que muchos maestros no han tenido acceso a la literatura y por ello no tienen quizá los criterios suficientes para asesorar”, criticó la escritora y especialista en Educación, Anabella Giracca.

“Asturias es vital indudablemente. Sin embargo, habría que hacerse una adecuada selección considerando edades y niveles de comprensión de los jóvenes. La obra de Asturias perfectamente se puede vincular a los análisis en las ciencias sociales. Misma situación con otros autores. Hay poemas de Asturias, obras de teatro y narrativa que perfectamente pueden ser seleccionadas. Asturias es infaltable en cualquier canon”, reiteró Argueta.

“Asturias es fundamental para conocer, para entender Guatemala. Es inconcebible que sus obras no constituyan lectura obligatoria en todos los niveles de estudios”, concluye De León.

https://elperiodico.com.gt/elacordeon/2017/12/10/asturias-en-el-olvido-el-vacio-del-mineduc/

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s