POETA DEL EXILIO  -2 de 2-

DSCN5308Escribe:
Carmen Matute
Premio Nacional de Literatura

Aunque vislumbramos en estos versos la tenue luz de una esperanza, la violencia tiene una presencia amenazadora, subyace acechante en “la cuerda infinita de la muerte”, en el “zumbido de balas que deletrea nombres queridos”. En un grito doloroso, el poeta se pregunta:

¿Hasta cuándo ha de seguir
el frenesí de tantos trompos fúnebres
hiriendo el mapa de la Patria? (…).
Por momentos la nostalgia del terruño se transfunde
con la nostalgia por los tiempos dos,

por la infancia y los amores adolescentes:
(…) no volvió tu mano
ni tu calor entristecido;
yo partí con el viento
y me volví horizonte;
vos te fuiste haciendo un sueño
con fragancia a duraznos desvelados.
La esquina debe estar allí,
sin nuestros aguaceros,
sin nuestras risas,
sin tu cintura de leche
y tu cajita de música adolescente.
Y sin embargo
nuestros recuerdos lloran juntos
al abrazarse otra vez
en nuestra esquina.

matute2FOTOGRAFÍA RICARDO RAMÍREZ ARRIOLA 360GRADOSFOTOCOM.

Fotografía: Ricardo Ramírez Arriola /360gradosfoto.com

No, un poeta no puede levantarse cada mañana impertérrito y silencioso ante un mundo injusto y desolador; más aún si el dolor, la angustia, no le han sido ajenas sino han vulnerado su propia vida. La poesía de Mario René Matute es como un largo río que discurre aparentemente apacible, o, por lo menos, sin que sus aguas se agiten formando remolinos o turbulencias. Me parece que su corriente va formando remansos, pozas de agua transparente en las cuales podemos ver el dolor reposado, tal vez, resignado; y no obstante, encerrado en profundidades inescrutables:

Sí, ahora caminamos por las sombras
a la orilla catastrófica
de las grandes pesadillas”.
Nos han transferido
sin consultarle a nuestro pulso
ni al destino,
a un tiempo enrevesado, diferente.
Con la misma caparazón de años vacíos
de aquellos que se fueron en el poso,
con una carga más, la del destierro,
deambulamos ahora
 sin retornos ni esquinas
ni mañanas.

Melancólico, el poeta continúa devanando el hilo metafórico que lo ata irremediablemente, a la patria: (…)

y yo metido en mi camisa de exiliado,
confundo la fragancia de tu piel
con el dulce suspiro de aquellos durazneros
que en julio retan a la luz allá lejos,
en mi tierra.

Estas breves palabras solo intentan compartir con ustedes un fragmento de la honda poesía de mi hermano, que brota desde innombrables fuentes luminosas, para revelar la aventura insondable de una vida, de un pensamiento. He querido, principalmente, que su voz habitada por esas ausencias, distancias y retornos, llegue a ustedes para hablarles de su riquísimo mundo interior tan poblado por la luz, a pesar de la angustia y el dolor. La poesía intensa, honda, de Mario René Matute se ajusta, como pocas, a las afirmaciones del Nobel mexicano Octavio Paz, que la llamó “voz del pueblo, lengua de los escogidos, palabra del solitario”.

Poesía que es, además, consecuente con la apasionada entrega de Mario René Matute a sus ideales socio- políticos; como consecuente lo fue también su vida tan lacerada por dolores sombríos, en la cual se resume un claro ejemplo de integridad y dignidad humanas.

Homenaje al poeta Mario René Matute, ofrecido por la Casa de la Cultura del Centro Histórico y la Biblioteca Nacional “Luis Cardoza y Aragón

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s