SEMANA SANTA GUATEMALTECA: Urbanismo y Arquitectura -3 de 5-

catedral abularachEscribe:
Arq. Eduardo Andrade Abularach
Publicado en
Diario La Hora
Guatemala. C. A.

URBANISMO:  A lo largo de tres siglos, los vecinos le dan su sello particular a la ciudad, ese sello de sus devociones de Cuaresma y Semana Santa: En la Nueva Guatemala de la Asunción, por ejemplo, varias calles reciben los siguientes nombres: “Calle de la Amargura” actual 13 avenida de la zona 1, por donde los devotos dirigen sus pasos para visitar a Jesús Nazareno de Candelaria. “Callejón de Jesús” actual 11 avenida “A” entre 5ª. y 7ª. calles zona 1, que inicia en el muro posterior al retablo de Jesús Nazareno de la Merced.

Los Callejones de “Soledad “y “El Manchén”, dedicados a la advocación de las respectivas imágenes del templo de San Sebastián en la 6ª. avenida “A” del Centro Histórico. En fechas recientes surge “La calle del Consuelo”, 2ª. calle entre 2ª. y 3ª. avenidas, al costado del templo de la Recolección, dedicada a Jesús Nazareno de dicho templo.  Es famosa la esquina “Del Divino Rostro”, por la hornacina que cobija la advocación y la venta de dulces tradicionales de Guatemala.

En Antigua Guatemala tenemos el Barrio “del Manchén”, así como diversos barrios que forman el corazón de la identidad de todas las ciudades alrededor de las devociones que se practican en Semana Santa y de los templos de los que toman su nombre.  La topografía se rinde a la devoción de los guatemaltecos al bautizar los cerros circunvecinos con nombres como: “Cerro del Manchén” y “Cerro de la Santa Cruz”.

PLAZAS Y PLAZUELAS

En la Plaza se centralizaban durante La Colonia todas las actividades que no podían efectuarse en el interior de los templos, calles, patios de las casas o en los salones de los palacios. En la actualidad es el punto más importante del itinerario de una procesión. Frente a la Catedral se procede al acto de bendición de los devotos participantes de la celebración.san fran abularach

No todas las ocasiones fueron motivo de fiesta en la plaza, son conmovedoras las descripciones de las procesiones de rogativas con Jesús Nazareno de la Merced, Patrón Jurado de la Ciudad, con ocasión de pestes, temblores, terremotos y plagas, dirigiéndose entre el clamor de los vecinos hacia la Plaza Mayor de Santiago, para ubicarlo en el atrio de la Catedral, con  su rostro en posición tal, que la mirada de sus ojos se dirigiera al volcán de Fuego, motivo de la calamidad. Quedando allí a veces hasta tres días, entre ruegos y plegarias resguardándolo en el interior de La Catedral por la noche.

Para las procesiones de Cuaresma y Semana Santa, así como en otras ocasiones festivas la plaza era decorada con banderas y colgaduras de lienzos o cortinajes, flores y arcos de triunfo. Algunas de estas manifestaciones perduran hoy en día al paso de las procesiones, decorando ventanas y fachadas de residencias y templos. Era frecuente en la plaza las “mascaradas”, las que perduran el día de hoy, en lo que se refiere a costumbres chapinas de Semana Santa, como convites en días  previos, recolectando fondos: se ven desfilar a los famosos muñecos de “Judas” para ser ahorcados el día Sábado de Gloria, (hoy Sábado Santo).

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s