Una devoción tan simple como poderosa: las tres Avemarías diarias

DSCN7297Escribe:
Rafael María Molina
Tomado de
Catolicidad.net
Blog católico

La Santísima Virgen prometió su asistencia, en la hora de la muerte, a quien la practique.
También tendrá, durante su vida, una especial protección suya.
No es un salvoconducto para poder pecar sino una asistencia para alejarnos del pecado, alcanzar el arrepentimiento y lograr finalmente la salvación.

Una de las prácticas de devoción más sencillas a la vez que importantes para honrar a nuestra Madre del Cielo, la Santísima Virgen, es el rezo diario de 3 Avemarías.

Se trata de una sencilla práctica que conmemora el Poder, la Sabiduría y el Amor que le fueron comunicados por la Augusta Trinidad. La propia Virgen ha prometido la Salvación a quienes practiquen esta devoción, que la Iglesia ha reconocido siempre y ha sido también recomendada por grandes santos.

A quien las haya rezado, “A la hora de su muerte me mostraré a él con el brillo de una belleza tan grande, que mi vista le consolará y le comunicará las alegrías celestiales”, reveló la Santísima Virgen a Santa Gertrudis. No olvidemos que San Alfonso María de Ligorio, Doctor de la Iglesia recomendó este rezo y dijo que “María no solo socorre a sus devotos en la hora crítica de la muerte, sino que además viene en su busca en ese tránsito a la otra vida, para animarlos y acompañarlos a la presencia de su Divino Hijo, ante el cual Ella será su abogada”.

San Andrés Cretense recomendó también esta devoción diciendo “María es tan generosa y magnífica que premiará con grandes favores los más pequeños servicios, homenajes y muestras de afecto que le hayamos ofrecido” .También San Leonardo de Porto Mauricio, gran predicador y devoto mariano recomendó encarecidamente esta práctica.

La Santísima Virgen reveló también a Santa Matilde la importancia de rezar las 3 Avemarías prometiéndole a ella y a todos los que las rezaran, su asistencia en la hora de la muerte y una especial protección durante la vida. La Santísima Virgen, por supuesto, no miente nunca. La forma más correcta de hacerlo, como reveló la Virgen a Santa Matilde es diciendo: “María Madre mía, líbrame de caer en pecado mortal por el Poder que te concedió el Padre Eterno” y rezar la primera Avemaría, “María Madre mía, líbrame de caer en pecado mortal por la Sabiduría que te concedió el Hijo” y rezar la segunda Avemaría, y “María Madre mía, líbrame de caer en pecado mortal por el Amor que te concedió el Espíritu Santo” y rezar la tercer Avemaría.

Rezarlas antes de acostarnos mientras hacemos un breve repaso de nuestras obras del día, ofreciéndoselas a María, sería una forma muy útil de practicar esta sencilla devoción. Por supuesto, es necesario tener recta intención y un sincero propósito de enmienda, pero si es así, a pesar de que recaigamos en el pecado muchas veces, la Santísima Virgen nos guiará poco a poco hacia Nuestro Señor y se encargará de que sus devotos mueran en Gracia. Y una de las mejores formas de mostrarle devoción es con esta sencilla práctica piadosa de las 3 Avemarías.

Las historias de conversión y de muertes edificantes de personas que habían sido grandes pecadoras, gracias a esta devoción, son muchas. Como reveló María a San Bernardo: “Después de Madre de Dios, de nada me glorío tanto como de ser llamada Abogada de los pecadores”.

Por eso, el propio San Bernardo recomendó que “veneremos a María con todos los afectos del corazón y con todos los sentimientos del alma porque la voluntad del Señor es que todo lo recibamos a través de María”.

 

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s