Desarrollo Histórico de la AGCC -3 de 3-

agcc-2
Compartido por:
Junta Directiva

Asociación Guatemalteca de Casas de la Cultura

Dentro de este proyecto también se considera el concepto de Desarrollo Cultural, donde claramente se define la inclusión de la ampliación del bienestar social debe entenderse como el acceso real a bienes y servicios materiales y espirituales con calidad y pertinencia por parte de toda la población. Incluyendo también la ampliación de las oportunidades a la educación, a la salud, al empleo y a la participación ciudadana, sin exclusión por etnia, género o por edad.

Educación: Avanzando en una política de descentralización del hecho cultural, las Casas de la Cultura manifiestan la conveniencia de la administración Educativa en delegar a los municipios las competencias en la materia de Educación de personas adultas puesto que es una actividad que afecta a sus intereses propios y puede mejorar la eficiencia de la gestión pública  y alcanzar una mayor participación ciudadana. La ventaja que presentan las Casas de la Cultura ante este componente de descentralización, es que la mayoría de sus miembros son maestros reconocidos dentro de las comunidades donde realizan su trabajo cultural.

En la medida que las Casas de la Cultura suponen una definición de la educación de las personas adultas y de la intervención sociocultural dentro de una perspectiva de desarrollo cultural de una comunidad, son un instrumento valioso para los municipios, puesto que se requiere el compromiso y el apoyo de la institución  promotora en cuatro puntos básicos:

Recursos

Equipo de personas capacitadas y de carácter permanente ó estable

Programas a mediano y largo plazo

Fuerte implantación social.

Las Casas de la Cultura representan para el municipio uno de los instrumentos fundamentales para la coordinación de la educación de personas adultas. En este sentido, el dinamismo de la acción, vendrá determinado por la capacidad de la Casa de la Cultura para analizar la realidad y hacer un diagnóstico sociocultural, detectar intereses y necesidades, optimizar recursos y conectar acciones.

agccPara que pueda desarrollarse proyectos de educación a largo plazo, las Casas de la Cultura plantean la necesidad de ir más allá de los planteamientos restrictivos de la educación formal, escolarizadas y dirigida a ciertos grupos de población. Por lo que constituyen una opción para desarrollar estructuras respetuosas con la diversidad, orientadas a diferentes públicos y basadas en tipos de actuación diferenciados, en definitiva, las Casas de la Cultura son una opción importante para generar procesos de educación abiertos, flexibles e integrales.

Las Casas de la Cultura suelen hacer su trabajo de distinto forma adecuándose a las necesidades de la población:

Personas que explícitamente desean realizar unos aprendizajes determinados: se organizan talleres y cursos, el trabajo con las personas que presentan unos intereses de aprendizaje más específicos asume una estructura y organización propias del trabajo por programas.

Organizaciones o asociaciones que formulan una demanda explicita y especifica de formación: En este caso lo que varía es la estrategia de acción. Así, se tiende a trabajar por módulos o por actividades puntuales, acotadas en objetivos, contenidos, tiempo y espacio.

Grupos y colectivos más o menos organizados que desean una mayor formación o capacitación en general, usualmente dirigida a modificar  su entorno y marco de vida: Para estas demandas se aplica la metodología de animación sociocultural.

Participación Ciudadana: El proyecto de Casas de la Cultura es participativo, en donde la participación es un método de trabajo y un objetivo fundamental, en tanto que constituye un motor de cambio interno y externo. El propio ámbito de acción en educación integral que promueven estas instituciones es un proceso implícito de fomento a la participación ciudadana y empoderamiento cultural, tanto que las Casas de la Cultura trabaja con personas que desean participar en actividades de aprendizaje y culturales, pero que no tienen un interés especifico centrado en unos temas o contenidos muy concretos.

De esa manera se reconoce que, las Casas de la Cultura son una herramienta fundamental para la promoción de la participación ciudadana, puesto que permanentemente tratan de establecer nuevas estructuras de información, sensibilización y hasta marketing social con el propósito de llegar a las personas y entidades que no formulan ningún tipo de demanda ni se plantean participar a ningún nivel en actividades de las Casas de la Cultura.

Por todo lo anteriormente expuesto, la participación y apoyo económico de los gobiernos locales son de suma importancia desde muchos puntos de vista, educativo, cultural y de desarrollo comunitario, pero principalmente para la conservación, promoción y difusión de la cosmovisión de las culturas vivas y sus pueblos, conocimientos ancestrales, valores y principios sociales que permitirán una convivencia pacífica y un desarrollo en armonía con la naturaleza en nuestras comunidades.

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s