luis escobedo.jpgEscribe:
Luis Eduardo Escobedo Gowans
Tomado de su muro de Facebook

Ayer se cumplió un año sin la presencia física del poeta huiteco Arnoldo Portillo… quiere mi alma recordar por siempre su amable paso por esta vera y agradecer me haya llevado a aquel rincón oriental donde tuve la honra de conocer a gente maravillosa… En Huité supe que “el huiteco no es como lo pintan”… Baste anotar lo que me dijo un señor de la calle: nosotros tenemos gracia en la palabra, mulas no somos…

Arnoldo llevó a escena piezas maravillosas de su pluma genial, recordamos hoy y por siempre NO SOY INÉS, PERO AHÍ ES… en el teatro España del muy querido Roberto Santandrea. El teatro de Arnoldo, el de Aldana y otros tamaños artistas ha producido un género que no podemos despreciar.

En varias tintas mías hice crítica triste del huiteatro o Huité teatro, y un día mi señora me dijo: ¿No será que le tenés envidia a los huitecos…? Tragué saliva y me hice la pregunta hasta el alma… El teatro de huitecos ha alcanzado una altura sublime en la voz y pluma de Hugo Aldana y compañeros… Y aunque no sería la línea de mi dramaturgia, no se puede negar su grande aporte a la alegría de este pueblo sufrido nuestro… y al desarrollo del arte nacional. Aprovecho para agradecer lo que hacen en la escena y lo que han hecho por mí y por otros fuera de ella.

Lo cierto es que llamé a Arnoldo y le dije: papaíto, quiero ir a verte y a escribir en tu tierra chula… — Venite, rey… me dijo el bardo y fui a verme con poetas, brujos, maestros, señoras maravillosas y una patojada dulce y culta de esas vegas ardientes… A la sombra de sus árboles y en las veladas con amigos de grande cariño fui a cultivar una trilogía de comedia que pretendía resolver mis barruntos a un teatro oriental y campirano, coloquial y mágico.

De aquella visita de dos semanas me traje una pieza para reír con los huitecos y no reír de ellos… y dos piezas que han surgido luego. EL HUITECO NO ES COMO LO PINTAN la pusimos en una velada huelguera de la Escuela de Trabajo Social con el querido grupo K’astajbal… su texto mordaz y musical, y la magistral puesta de l@s patoj@s, en la mano sublime de Lourdes Quiñonez, ganó el corazón de los huelgueros. Al final me costó un empleo y un millar de abrazos… Sí, EL HUITECO NO ES COMO LO PINTAN… tiene tintes de ángel y diablo, tal como era Arnoldo Portillo… Debo hacer pronto un viaje para ir a poner la lápida que debemos al Poeta, y acaso para dar un beso a esa tierra de mis querencias…

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s