El origen de las vestiduras del Niño Jesús

navidaEscrito por  
Fernando Urquizú
Publicado en
Diario de Centroamérica 

En la semana entre Navidad y Año Nuevo las figuras del Niño Dios colocadas en los nacimientos durante los últimos momentos de la Nochebuena, serán vestidas y recibirán el nuevo año sentadas en su pesebre.

El uso de vestiduras de tela en las imágenes de El Redentor en Guatemala está relacionada con la función didáctica que estas tienen respecto del Evangelio, la cual ha variado de manera importante del Siglo XVI a la actualidad. La vestimenta se vincula además, con advocaciones místicas a los santos y santas de la Iglesia, a quienes se ha manifestado como infante.

La primera figura del Niño Dios que se representa, haciendo alusión a su paso por el mundo, es la de antes de nacer, en el vientre de su madre, la Santísima Virgen llamada Nuestra Señora de la Expectación del Parto, a quien en el antiguo reino de Guatemala se le llamó también de Los Remedios. El Niño Jesús figura desnudo antes de venir al mundo en imágenes monocromas de alabastro y plata.

Una segunda presentación es en el pesebre, cuando El Salvador vio la luz, donde regularmente es el centro de escenas llamadas, belenes o nacimientos, que son completadas con efigies de la Santísima Virgen María y San José en un establo, acompañados de pastores. En ellas figura desnudo o con un pañal.

El antiguo Calendario Litúrgico Católico Romano, cuyas festividades entraron en vigencia con el avance de la cultura hispánica en el Siglo XVI, contaba con otras fiestas de gran devoción como la de, El Dulce Nombre de Jesús, que es celebraba el 4 de enero y coincidía con La Circuncisión del Señor, que con el transcurrir del tiempo se fueron conmemorando el 1 de enero.

Nuevo orden

Dos centurias después, la expresión renacentista que rendía culto al desnudo como manifestación de lo divino había sido limitada por un nuevo orden moral, que incluyó cubrir las imágenes que mostraban genitales.

En este contexto histórico se aprovechó la fusión de estas fiestas religiosas para vestir al Niño Jesús colocado desde el último minuto de la Nochebuena en cada altar doméstico, para sentarlo vestido el 1 de enero, cuando se conmemoraban los festejos referidos y Jesús tomaba su nombre terrenal.

Con el paso de los años, la influencia de esta festividad, marcó que se vistieran todas las representaciones del Niño Dios, perdiendo en algunos casos su simbolismo original, como el Niño de la Veracruz y El Niño del Santísimo, que figuran actualmente ataviados, aunque originalmente se encontraban desnudos. 

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s