Rememorando el 20 de octubre de 1944

elder moralesPor:
Elder Exvedi Morales Mérida
Teatrista e investigador
Huehuetenango

-Mirá Exvedi- me dice mi amigo poeta, Juan de Dios Hidalgo-, yo no sé por qué siguen enseñando mentiras en las escuelas. Eso de que el 15 de septiembre de 1821 logramos nuestra independencia, es una de las peores mentiras que se siguen coreando. Guatemala fue libre e independiente solamente del 20 de octubre de 1944 al 27 de junio de 1954. Y vos estás de acuerdo conmigo. Lo sabés perfectamente.

Y el bardo Juan de Dios, concluye: Este país no tiene memoria histórica, y eso también es un reflejo del sistema educativo tan mediocre con el que contamos. 

Recordemos que el 20 de octubre de 1944 a la 1:15 de la mañana, en la ciudad de Guatemala, un grupo de oficiales de alta en la Guardia de Honor que estaban comprometidos para iniciar el golpe revolucionario se levantó a la hora señalada, llegando al pabellón del general Francisco Corado para capturarlo, pero éste principió a disparar, hiriendo al capitán Alberto Escobar. Entonces se vieron obligados a ultimarlo; luego abrieron la puerta a un grupo de estudiantes universitarios y de civiles que estaban de acuerdo y llegaron a reforzar el movimiento. Las tropas principiaron a avanzar a sus objetivos militares. El pueblo valeroso, harto del ubiquismo, acudió a darle todo su apoyo al movimiento y se armó a más de 5000 hombres. Después de varias horas de cruenta lucha, se logró el bloqueo del Palacio Nacional, donde estaban los principales miembros del gobierno provisorio de Federico Ponce Vaides, a quienes se mandaba un ultimátum de rendición.

El presidente provisorio, al ver en llamas los fuertes, principalmente el de San José (donde posteriormente se construyó el monumental Teatro Nacional “Miguel Ángel Asturias”) se rindió bajo la promesa de respetarle la vida a él y a su Estado Mayor.

Uno de los líderes era Jacobo Arbenz. ¡Guatemala estaba ya en el umbral de la libertad!
En este contexto, el primer gobierno de la Revolución se caracterizó por importantes avances; se suprimió la ley de vagancia y todas las formas de trabajo forzado; se creó el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social; se promulga el Código del Trabajo, que reconoce salario mínimo, contratos obligatorios, igual pago por igual trabajo, derecho a la seguridad social, derecho de huelga y de formar sindicatos. El gobierno destinó 1/3 de los gastos estatales a una ambiciosa inversión social; legalizó los partidos políticos y amplía las libertades de expresión, prensa, etc. Asimismo, se dio un fuerte impulso a la literatura, el deporte, el arte, la construcción de infraestructura cultural (construcción del edificio actual de la Biblioteca Nacional que lleva el nombre del ilustre Luis Cardoza y Aragón). 

Guatemala pues, es renovada, como dice el poeta Juan de Dios Hidalgo.

¿Qué gobernantes han seguido el ejemplo de los ex presidentes Juan José Arévalo Bermejo y Jacobo Árbenz Guzmán? NADIE.

Las conquistas logradas en los diez años que representaron un salto histórico en la vida política, económica, social y cultural del país, son diversas.

La ley de Reforma Agraria de 1952 sancionó la expropiación de tierras ociosas en terrenos de más de 223 acres y se acompaña de la creación del Departamento Agrario Nacional y el Banco Nacional Agrario, encargados de facilitar créditos y asistencia técnica a los nuevos propietarios. 

En dos años, la Reforma Agraria otorga 1002 fincas y 1.901.073 hectáreas para 100.000 familias. Y el Banco Nacional Agrario “concede 11.881.432 quetzales en créditos”, según afirma su fundador y primer presidente, el gran patriota Alfonso Bauer Paiz: “Crece rápidamente el mercado interno. De la noche a la mañana los niveles de vida en el campo aumentan, los empleados adquieren máquinas de coser, radios, refrigeradoras eléctricas y de gas y otros artículos para su comodidad familiar. Por supuesto, todos los comerciantes están satisfechos porque se les abren insospechadas posibilidades de venta en todo el país”. (“Memorias de Alfonso Bauer Paiz”, Carpio)

“Los guatemaltecos que conocíamos nuestro pasado y habíamos vivido parte de él, nos sentimos en un país distinto, dijo el “Padre del Teatro Guatemalteco”, Manuel Galich. En un país que se había colocado, de la noche a la mañana, como si fuera dueño de la máquina del tiempo, en pleno siglo XX, después de haber vivido en los más tenebrosos, hasta la misma víspera”.
La Revolución que benefició con tierras a más de 100,000 campesinos; la que consiguió movilizar a un número mayor de trabajadores y campesinos; “el acontecimiento histórico más importante de nuestra vida independiente” (Cardoza) cae un junio aciago de 1954 sin conseguir la resistencia esperada.

Hablar de soberanía antes y después, es una utopía. 

Tristemente, en pocos centros educativos se escudriña esta parte gloriosa de nuestra historia patria.
Y LLEGÓ OCTUBRE LIBERTARIO… Por Elder Exvedi Morales Mérida (20 de octubre de 1995)

Y llegó octubre libertario con sus lumbreras, con sus teas, con sus manojos de ocotes milenarios, con su luz y alegría y optimismo.

Y retoñó la vida.

Y el pueblo, mi pueblo, nuestro pueblo, el pueblo de todos, hermanos míos, despertó de su letargo, y le nacieron, en cada costado de su primaveral geografía, milpas fecundadas, de esperanzas y utopías.

Y violines astrales y marimbas radiantes.

Vino, pues, hermanos, la música del alba a aplastar, a tanta oscuridad que nos subyugaba y se defecaba en nuestra dignidad.

Y Manuel Paz, Atanacio Tzul, Lucas Aguilar, Manuel Tot, Juan Pueblo, y muchos otros, ¡Auténticos patriotas y adalides! lloraron de júbilo ver por fin a la patria libre, soberana e independiente, porque la del 15 de septiembre de 1821, es una de las tantas farsas que arrastramos.
En los surcos, los frutos lozanos, entonaron la canción más esplendente de amor y libertad, y en cada esquina, sonora de la patria, proliferaron las sonrisas.

Y entonces, solo entonces, hermanos míos, lo sabemos de sobra: la patria fue, por primera vez, libre, soberana e independiente.

¡Viva el 20 de Octubre!

¡VIVA ARÉVALO! ¡VIVA ÁRBENZ! ¡VIVA PONCHO BAUER PAIZ! ¡VIVA EL PUEBLO QUE LUCHA CON DIGNIDAD!

 

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s