Cinco tuits y una biblioteca para explicar el mal de ojo -2 de 3-

mal-de-ojo-1

Por
Martin Rodríguez Pellecer
Lucila Rivera
Revista digital Nómada
Guatemala, C. A.

 (Continuación) Por eso necesitábamos un concepto mucho más amplio de la salud, más que el que la misma OMS propone. La salud no solo depende de lo social ni de lo biológico, hay otras dimensiones que pueden jugar un papel en la salud de la gente, como lo espiritual para algunos. Es un match entre lo institucional y lo comunitario.

¿Cómo así?

Antes de que una persona vaya a un servicio de salud, primero existe la auto-atención, que es el verdadero primer nivel universal de atención. Por ejemplo, si me duele la garganta, puedo decidir entre no hago nada y ver qué pasa, tomar el té de la abuela, un acetaminofén o el jarabe que me funcionó la vez pasada. Toda la gente se atiende a sí misma.

Tras intentar definir cuál es el primer nivel de atención de salud, se identificó que existe un ámbito institucional (puestos y servicios de salud) y un ámbito comunitario. Ambos son de naturalezas distintas. En un ámbito institucional hay normas, reglas, horarios y salarios. En un ámbito comunitario hay diversas organizaciones, no tienen horarios, hay más voluntariado; en ambos hay pulsos de poder. El primer nivel intenta una articulación entre lo comunitario y lo institucional. De ahí surgen cuatro perspectivas fundamentales: derecho a la salud, perspectiva de género, pertinencia intercultural y la relación con medio ambiente.

El MIS está enfocado en los puestos de salud, es decir en el primer nivel de atención del Ministerio de Salud. El segundo nivel son los centros de salud y el tercero es el de los hospitales. En el reglamento orgánico del Ministerio se establece que en los puestos de salud debe de haber un auxiliar de enfermería dando atención y a veces algún estudiante de medicina en su EPS (ejercicio profesional supervisado). Hoy, deberíamos de tener más de 5,000 puestos de salud pero solo hay alrededor de 1,100. Estos 1,100 se enfocan en lo materno-infantil y no atienden a toda la población, sino que se enfocan en niños menores de 5 años y mujeres en edades fértiles. Son muy pocos puestos de salud –únicamente servirían para atender a una población de 6 millones, la que teníamos en 1970 – y en términos de atención el énfasis es muy reducido.

Como ese primer nivel es casi inexistente y el segundo tampoco es tan eficiente, resulta que todo se complica y sobrecarga el tercer nivel (hospitales), donde deberían de llegar los problemas menos frecuentes que necesitan atención más especializada.

Otra debilidad de los puestos de salud es que tienen alrededor de 18 programas de salud que se traslapan entre sí y un único auxiliar de enfermería debe coordinarlos. El MIS reorganiza este desorden e implementa tres programas: individual, familiar y comunitario. Se requieren también de dos a cuatro auxiliares de enfermería para rotarse en los puestos (visitas familiares, consultas, trabajo comunitario).

¿Y cómo llegamos a tratar el mal de ojo?

El mal de ojo (desde lo tradicional y lo occidental) es riesgo de muerte infantil. Un método concreto de la estrategia del MIS es el de las visitas familiares integrales abordadas desde el programa familiar. Estas no son lo mismo que una consulta a domicilio, ya que toman en cuenta todo. La dinámica familiar, condiciones de vida, el manejo de excretas, de basura, de animales, si hay abandono de adultos mayores o niños, si hay maltrato, si alguien plantea que hay violencia y pide ayuda. Ahí, por ejemplo, se hace algo que se llama autopsias verbales.

Son métodos de análisis de causas de muertes. Son narraciones o crónicas de lo que ocurrió y son útiles como métodos de prevención de futuras muertes. Se realizan a nivel familiar preguntando si algún niño se ha muerto durante los últimos años. La pregunta básica es “¿usted por qué cree que murió su niño?” y el 80% contesta “por ojeado”.

Independientemente de que ustedes crean o no en el ojeado, un niño ojeado tiene riesgo de morir y hay que darle seguimiento. Independientemente de que ustedes lo interpreten como diarrea, y alguien más como un problema energético, igual se le debe de dar seguimiento a ese tipo de casos. La política nacional de salud no puede ignorarlo.

¿Cuándo interviene lo institucional (para rescatar lo que no puede rescatar lo tradicional)?

En el programa comunitario lo primero que se hace es una consulta comunitaria para reconocer que hay organización comunitaria. Un acercamiento con las comunidades para reordenar territorio, para identificar brechas para ver si están de acuerdo que haya un centro de salud y dónde colocarlo. Después se hace un censo y se busca si hay personas que son terapeutas mayas o populares y eso permite empezar a hacer directorio de terapeutas.

Es increíble, por ejemplo, cómo una población de 2 mil personas, tenemos nosotros 3 auxiliares de enfermería pero hay 20 comadronas y otros 15 terapeutas. Entonces uno empieza a darse cuenta que hay una red muy amplia de terapeutas a nivel comunitario que nunca han sido visibilizados pero que son los que están resolviendo problemas. De ahí en el nivel comunitario, lo que se plantea son intercambios, no estamos hablando de capacitaciones, estamos hablando de intercambios, o sea relaciones horizontales, los servicios de salud pueden aprender de los terapeutas y viceversa.

Ese es el clic entre lo institucional y lo comunitario. Entonces hay, básicamente, intercambio de conocimientos y saberes trimestrales. Los terapeutas tienen ahora unos instrumentos, con maicitos y frijoles porque muchos son analfabetas, que les permiten calcular a cuántos niños atendieron y por qué.

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s