Cinco tuits y una biblioteca para explicar el mal de ojo -1 de 3-

mal-de-ojo-1Por
Martin Rodríguez Pellecer
Lucila Rivera
Revista digital Nómada
Guatemala, C. A.

En su primer mes al frente del Ministerio de Salud, Lucrecia Hernández Mack, médico, académica y la primera ministra que salió ‘de las plazas’ de 2015, está pasando de ser una gran esperanza al blanco de críticas en redes sociales por un proyecto que incluye enfermedades como el mal de ojo en la estrategia nacional para fortalecer los puestos de salud y así descongestionar los hospitales. El proyecto, al que ha dedicado buena parte de su vida en los últimos 15 años, es más desafiante y exitoso de lo que parece. Y no va a dar marcha atrás.

Lucrecia Hernández Mack parece tener hormigas en los pies. Camina rapidísimo por los pasillos del laberinto del Ministerio de Salud. Sin maquillaje, va con jeans y botines cafés, camisa arremangada de botones y prisa. Como si no fuera una ministra sino una mezcla de médico del hospital nacional lleno de carencias o de una oenegé que quiere salvar niños en un pueblo perdido de las montañas del altiplano.

Cuando explica su proyecto a periodistas de este medio (en el que ha escrito blogs) ya no sólo parece una médico sino una antropóloga ‘nerd’. Quince años de marco teórico, investigaciones de campo, procesos de conversación con las autoridades mayas, ensayarlo en 147 puestos de salud en el país y tener resultados exitosos. Un proyecto que empieza mucho menos popular que otras decisiones suyas, como cerrar dos viceministerios, crear una unidad anticorrupción o que el MP y la CICIG coloquen una oficina para investigar dentro del Ministerio.

¿Por qué se toma en cuenta el mal de ojo dentro de la ciencia de la medicina?

Se empieza por un cuestionamiento de la medicina occidental y por ver que esta se topa con la pared. Podés tener tecnología de punta y de todos modos los niños se te siguen muriendo de desnutrición y de diarrea. Se debe ser críticos de lo que hemos venido implementando, de nuestras batas blancas y de cómo una inyección o un micronutriente no te quita el hambre. Se debe abrir la mirada. Nos hemos dado cuenta que no estamos llegando a la gente. Por ejemplo, aunque los partos en los centros de salud son gratuitos y las comadronas cobran, la gente prefiere pagarle a una comadrona. Empezando por ahí. Entonces se pasa por un cuestionamiento profundo de lo que se ha hecho desde las instituciones, desde la medicina y desde la ciencia para darse cuenta que funciona pero que tiene un límite. Hay que venir y decir “tiene que haber algo más”.mal-de-ojo-1

¿Pero será que no funciona porque Guatemala es el país que menos invierte en Salud en todo el continente?

No funciona por muchas razones, además de la limitación de recursos. Yo siempre he pensado que en la salud pública de Guatemala hay muchos desafíos: no hay plata, no hay gente (suficientes doctores o especialistas), no tenemos suficientes puestos de salud, hay pobreza, etcétera. Pero el desafío mayor está en el campo de las ideas, está en nuestro chip mental de cómo entendemos la salud y de cómo la atendemos. Ese es el verdadero desafío.

¿Cómo así?

Se arma un gran escándalo por venir y plantear que hay que reconocer que para mucha gente existe el ojeado. Nuestra principal limitación es en nuestros esquemas mentales anacrónicos. Hay una cuestión arrogante, porque mientras aquí en el mundo urbano, en la clase media y alta estamos hablando de yoga, chacras, acupuntura y equilibrios de energías o rezando oraciones para complementar lo biomédico, estamos cuestionando a pueblos indígenas de por qué creen en estar chipe o en el ojeado. Entonces hay racismo, una idea de superioridad de la ciencia cuando vemos que la ciencia no termina de funcionar, no termina de resolver.

No son chacras, sino chipe y mal de ojo, pero ¿cuál es el objetivo?

Es empezar planteándonos que debe haber algo más de lo biológico. Seguramente hay muchos otros procesos que pueden estar influyendo en la salud. Tal vez tú no lo crees pero mucha gente sí lo cree y eso es importante para la salud pública, porque estamos pensando, no en la práctica privada o en la atención de un grupo de personas, sino que estamos pensando en políticas públicas nacionales.

Voy a aprovechar para quejarme un poco de los medios y contextualizar lo que divulgaron hace poco. Hay que aclarar que no se está impulsando una política de pertinencia intercultural per sé. Nosotros, lo que estamos proponiendo, es que el Modelo Incluyente de Salud (MIS), que ya funciona con resultados en 147 puestos de salud (el 13% de todos) sea la estrategia nacional de fortalecimiento del primer nivel de atención del Ministerio, para descongestionar los hospitales, la seguridad alimentaria, la reducción de la desnutrición crónica. En una conferencia de prensa alguien hizo la pregunta sobre un rumor de que queríamos tener algo de pertinencia intercultural. Yo básicamente lo que hice fue comentar en 15 segundos algo sobre el asunto y a partir de ahí, titulares bastante tendenciosos.

¿Cuál es la esencia del MIS?

El MIS es un modelo con base conceptual que plantea un concepto multidimensional de la salud. Se cuestiona esa idea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que la salud es un estado de bienestar físico, mental y social, y se agrega que es dinámico y no estático, que tiene muchas más dimensiones como lo energético, económico, político, laboral, cultural. Dependiendo de cómo entendemos la salud, así es como actuamos sobre la salud. (Continuará)

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s