Una visita a San Andrés Semetabaj -2 de 2-

sematabajPor:
Lester Oliveros
Cultura
Diario La Hora
Guatemala, C. A.

Para la creatividad educativa nadie como Mario Roberto Morales que llegó a entretenernos con una conferencia amena; dejando varias ideas y tareas para la mente. Su ponencia se llamó Intelicidio: la muerte de la inteligencia. Nos contaba sobre todo el proceso histórico ligado a procesos económicos y de consumo suicida en su mayoría, sobre la plataforma publicitaria, la muerte del lenguaje, el nacimiento de la mímica gestual, el retorno a lo cavernícola. Era para reírse cuando dijo “les cuento que hubo un tiempo en que de verdad, de verdad, la gente leía con gusto… aunque no me lo crean”.

Él le llegó a subir tres rayitas al evento. Yo no lo conocía en persona. Me contó que acababa de regresar de México y que se había traído dos libros de Cioran, que era al escritor que leía. Antes me entusiasmaban los exguerrilleros, luego me dieron mucha desconfianza, pero este muchacho alto y formado, me pareció lucido y buena persona. Otro que me pareció en busca de la novedad ilustrativa fue Daniel Alarcón Osorio que además escribe libros de poesía cada año. Él y Carlos Enrique Rivera están al nivel de creativos textuales, junto con Pablo Javier Salvatierra Lemus.

Entre todos, el más abstracto y curiosamente seguidor de los algoritmos mentales y al mismo tiempo muy sensitivo en su exposición fue Carlos Gonzales Orellana. Yo le digo El Chino, González Orellana habló sobre la dinámica del luto asociando esto con la fábula del conflicto armado interno. La paz y los procesos de sanación, que es la gran empresa nunca emprendida, de recordar olvidando. Una de las maestras participantes hizo una pregunta: “¿Hasta cuándo se va dejar de hablar de los desaparecidos, o no se han dado cuenta que ya es hora de abordar temas sobre el futuro y construir algo diferente en base a eso pero sin evocarlo tan dramáticamente?”. Todo queda en suspenso y la respuesta no llega, no abarca toda la tristeza y pesadumbre que contradictoriamente flota sobre Guatemala.

El evento duró dos días. El primero cenamos un gran churrasco en casa de los Coxolcá, familia maya kakchiquel. Empática y alegre. Vimos la biblioteca que tienen y que abarca dos paredes con su sala de lectura. La casa está muy bien diseñada y a la par hay un huerto de crisantemos que de vez en vez nos avientan un aroma esotérico. También hay cultivo de haba.

Lo que hay que resaltar es que Erwin Ixmucané y Giovanni Coxolcá Tohom han organizado todo esto por el discreto amor al arte. Nadie les patrocinó nada, ni el establecimiento educativo que a lo mucho convidó los almuerzos, ni ninguna agrupación política, ni ningún mecenas. Por una parte esto les da libertad de acción, pero por la otra podría ir disminuyendo el entusiasmo. Ellos tienen la visión de un municipio que en lugar de ser un margen, sea un centro. Para las estudiantes, maestras futuramente, es un regalo.

Esos dos días fueron fundamentales también para los organizadores que aprendieron de logística, estructuras educativas y de lo contrario de la soledad: la solidaridad con su propio pueblo.

Semetabaj quiere decir piedra de obsidiana. Todas sus casitas parecen nuevas y la carretera por donde vamos se llama Las Trampas. ¿Por qué Las Trampas?

 

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s