Sandra Monterroso, una artista decolonial -3 de 3-

sandraPor
Silvia Trujillo
Culturales
Diario La Hora
Guatemala, C. A.

Posteriormente, de esa misma obra se hicieron unos grabados y luego en 2011 comencé a trabajar con los hilos, sumergirme en ese mundo y resultó ser todo un proyecto que se llama Efectos Cruzados (2011) relacionado con los nudos y el proceso del teñido. Comencé por eso pero luego lo conecté con la cultura occidental y el choque con la cultura local, de lo cual surgió una obra Expoliada- 1 (2011) una pieza donde se conjugan la identidad y de la memoria porque toca el tema del ritual de la coloración, de dotar de color y luego quitárselos, y tiene implícita la idea de la expoliación que se ha hecho de los saberes de las mujeres de parte del conocimiento occidental y colonizado. Después fue Columna vertebral (2012) surgida, sobre todo, del proceso de registro y los diálogos sostenidos con mis tías y primas en sus talleres.

Nombrar para recuperar la voz

En la pieza que presentaste en la Bienal de Venecia hubo una transición de los hilos a la palabra, ¿Qué implicó esto para ti?

Yo parto de la premisa que el lenguaje es muy importante y me interesa ir detectando que se ha dicho, y que no, sobre la identidad, o como se ha dicho para poder decirlo de otra manera. A pesar de que en mis videos siempre había estado el lenguaje, el q´eqchi estaba de fondo, al estar en función del video quedaba como en segundo plano. Y en la pieza de la Bienal Rokeb´iq´/ Viento (2015) el sonido y el idioma están en primer plano. Yo quería hablar desde mi lugar de privilegio, porque soy una mujer de clase media, mestiza con acceso a educación, eso en este país es ser privilegiada y no quería en esa pieza hablar por nadie, no sería justo hablar por alguien más sino desde mis propias problemáticas. Ha sido una pieza muy polémica, pero eso perseguía con ella.sandra 2

¿Qué se viene?

Una exposición colectiva en Galería 9.99 en el marco de la muestra Overlap/Traslape. Allí presentaré Expoliada -3 surgida en dialogo con el contexto. Retomo el trabajo con los hilos, esta vez en tonos azules, para poner en cuestión toda la lucha por el derecho al agua y a los ríos sin diques. Conecté la pieza con el dios Chaac, asociado a la lluvia y al agua, es una especie de ofrenda la cual acompañé de un ritual que no presentaré esta vez, pero acompaña la pieza. Yo la considero una obra que está viva, porque si bien yo congelo el proceso en el momento del teñido del hilo, la pieza recoge la energía que precede a ese momento, el ritual, el cuidado. Cuando te acercas al hilo sentís que respira.

En la Alianza Francesa seré parte, también de una colectiva, donde presento un replanteamiento de la pieza con la que participé en la BAP de 2010 con fotografías de ocho mujeres de mi familia. Y en Viena voy a abrir una exposición con Columna Vertebral.

“Es tu semana” le digo, si, repite entusiasmada.

“Falta debate, falta estudiar, falta crítica…  en definitiva, los artistas somos libres de elegir si queremos escribir, debatir o dedicarnos a hacer obras, al final de cuentas lo que te hace artista es la obra, pero cuando no hay debate y lo que otras personas dicen de tu obra no es lo que tu querías decir, pues toca escribir y rebatir ideas”.

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s