¿POR QUÉ LOS ODS NO INCORPORAN LA CULTURA? -2 de 5-

MartinelliPor:
Alfons Martinell
Experto en Gestión Cultural
Compartido para la
Red Nacional de Gestores Culturales

Introducción: Vivimos en un mundo globalizado y cada vez más interdependiente donde el bienestar ya no es una cuestión nacional sino que va más allá de nuestras fronteras tradicionales. La movilidad de las personas, saberes, culturas y formas de vida es lo que caracteriza estas sociedades globalizadas como dice Bauman. El contacto entre culturas y realidades es cada vez mayor e influyendo en que los ciudadanos configuran una visión de su cultura cada vez más amplia y diversa gracias a la facilidad de los flujos de expresiones y a la rapidez de los intercambios. Todo esto influye en nuestro entorno de forma muy intensa y nos lleva a vivir (o convivir) en entornos muy complejos donde se coexiste con una alta diversidad cultural y en contacto con problemas sociales cada vez más compartidos.

En estos escenarios la cooperación internacional al desarrollo requiere de marcos de actuación conjuntos que articulen unas agendas compartidas dentro de la diferencia, por esta razón se acordaron los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) en el año 2000 y después de una evaluación de sus impactos y resultados en septiembre de 2015 la Asamblea de Naciones  Unidas ha aprobado los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como marco de acción para la agenda 2015 – 2030.

En la Cumbre del Milenio del año 2000 no se definió un objetivo específico sobre cultura y desarrollo lo que provocó una serie de reacciones por parte de diferentes actores de la cooperación al desarrollo. En estos años que van desde los ODM hasta la actualidad diferentes actuaciones a nivel local, agencias nacionales como de organismos multilaterales han llevado a cabo un gran número de actuaciones en el campo de cultura y desarrollo con resultados muy evidentes y contrastables.

El trabajo de estos quince años ha permitido identificar que en este mundo globalizado y diverso la cultura es un factor imprescindible para el desarrollo y aporta elementos para incidir positivamente con los  objetivos planteados que hemos analizado con detalle (Martinell, 2010). Dentro de las múltiples líneas de reflexión, intercambio y consulta para la elaboración de la agenda post 2015 se llevó a cabo una campaña global denominada “El futuro que queremos incluye a la cultura” con el apoyo de organizaciones, sociedad civil y miles de personas y expertos de más de 120 países[1]. A pesar de todos estos trabajos, elaboraciones, propuestas y justificaciones observamos que en la Cumbre citada no se incorpora ningún objetivo que trate directamente sobre la dimensión cultural al desarrollo.

El documento final de Naciones Unidas “Transformar nuestro mundo: La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible” establece 17 objetivos (ODS) y 169 metas que configuran esta propuesta de marco de acción para el futuro próximo. No podemos entender una finalidad tan amplia de transformar nuestro marco de vida y convivencia a nivel internacional sin tener en cuenta la cultura o las culturas que están incidiendo enormemente en nuestros problemas globales. Consideramos que en los ODM, con ocho objetivos, era un poco difícil de seleccionar o prescindir de uno por otro, peor en los ODS, con diecisiete objetivos, era más fácil por la vía de la sustitución o agregación en uno de ellos. Por esta razón hemos de analizar críticamente esta agenda a la vez que proponer líneas de acción para trabajar la dimensión cultural en los planes de acción que se deriven de este documento. No podemos quedarnos solamente en la crítica o la reclamación a esta carencia sino que, como se hizo a partir de la cumbre del 2000, establecer estrategias y acuerdos para incorporar en el fortalecimiento de una Alianza Mundial que incluya, como dice el objetivo 17, la visión de la cultura en la agenda para el desarrollo.

La Cultura en los ODS y la agenda 2030

Como ya se ha dicho el documento final de la Cumbre no incorpora ningún objetivo relacionado con la dimensión cultural para el desarrollo. En el preámbulo, donde definen la visión sobre los aspectos críticos de la humanidad y el planeta, presentan una declaración de principios donde no aparece ninguna referencia a la cultura, la diversidad cultural, la expresión humana, etc… que sorprende por su redacción y simplicidad en los conceptos empleados.

[1] Ver www.culture2015goal.net o #culture2015goal

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s