La historia de hacer vida (y música) después de la muerte -1 de 3-

nomada 3Por:
Lucía Escobar
Nómada – Periodismo digital
Guatemala, C. A.

Nos reunimos en uno de los salones de la nueva construcción que pronto inaugurarán como parte del centro cultural. Estamos en el estudio de grabación. En el fondo se encuentra una marimba doble y varios instrumentos musicales. Alicia Sen Sipac, Inés Mucun, Graciela Maribel Coz y Mayra Choc Choc se sientan en el suelo sobre cuatro petates.

Daniel Guarcax, miembro fundador del grupo Sotz’il, dirige el ensayo: “Primero vamos a leer algo sobre el miedo y algo poético en nuestro idioma, ¿quién va a empezar?”.

Alicia, una lideresa innata, de ojos brillantes, lee un poema en kaqchikel.

“Se nota que te cuesta escribir en tu idioma, pensás en español y lo traducís” comenta Daniel, y lee algo de lo que solo logro captar que dice: cabellos enredados con los recuerdos”. Se enfrascan en una plática sobre el uso del idioma kaqchikel.

Sigue el turno de Graciela, maestra bilingüe. “Tu kaqchikel es diferente, pero decís con dos palabras lo que podés decir con una. Estoy segura que existe una sola palabra en nuestro idioma para decir: olvidar las dificultades”.nomADA 2

Mayra lee su poema en español. Habla algo del tejido, las manos y los hilos como recuerdos y metáforas de la realidad. Sigue Inés. La discusión se centra en la conveniencia o no de usar algunas palabras en español en la obra que están haciendo.

La segunda parte del ensayo la dedican a realizar ejercicios de pronunciación de sonidos guturales. La práctica implica aprender a decir correctamente la k y la q. Letras que yo escucho igual y no distingo diferentes. El ejercicio les da mucha risa. El intento de pronunciar fuete y seguido tantas kas y qus es divertido. “¿Ven de donde salen los sonidos? Probemos pronunciar cuervo: joj qo’ ch”. Vuelven a reír. “Si no aprenden a pronunciar bien, el canto va a salir tipo Gaby Moreno”, dice Guarcax. Más risas.

Para terminar el ensayo hacen un pequeño ejercicio musical. Cada una toma un instrumento y toca una melodía sencilla. Hay tambores, flauta y ocarinas. Las canciones las aprenden de memoria o van construyendo las melodías. “A veces las melodías regresan en el sueño”, comenta Sara.

Fuente: https://nomada.gt/la-historia-de-hacer-vida-y-musica-despues-de-la-muerte/

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s