Don Quijote, no pudo venir a Guatemala -4 de 4-

quijote 1Por:
Mario Gilberto González R.
Ex cronista de La Antigua Guatemala
Colaborador especial de la
Red Nacional de Gestores Culturales

Abatido y abrumado de su mala suerte, con el poco rescoldo de esperanza,  piensa que las Indias pueden resolver su situación. Tiene conocimiento que están vacantes los puestos de trabajo: la Contaduría del Nuevo Reino de Granada, la gobernación de la provincia de Soconusco en Guatemala,  la Contaduría de las Galeras de Cartagena o el de Corregidor en la ciudad de la Paz.  y sabido que las Indias era la solución para los necesitados españoles desheredados de la fortuna, toma la decisión de enviarle un memorial al Rey.

“Señor: Miguel de Cervantes Saavedra, que ha servido a V. Majestad muchos años en las jornadas de mar y tierra que se han ofrecido de veinte y dos años a esta parte. Particularmente en la Batalla naval, donde le dieron muchas heridas, de las cuales perdió una mano de un arcabuzazo, y al año siguiente fue a Navarino, y después a la de Tunes y a la Goleta; y viniendo a esta corte con cartas del Sr. D. Joan y del Duque de Sessa, para que V. M. le hiciese merced, fue captivo en la galera del Sol, él y un hermano suyo, que también ha servido a V. M. en las mismas jornadas, y fueron llevados a Argel, donde gastaron  el patrimonio que tenían en rescatarse, , y toda la hacienda de sus padres y las dotes de dos hermanas doncellas que tenía, las cuales quedaron pobres por rescatar a sus hermanos; y después de libertados fueron a servir a S. M. en el reino de Portugal y a las Terceras con el Marqués de Santa Cruz, y agora el presente están sirviendo y sirven a V. M. , el uno de ellos en Flandes, de alférez, y el Miguel de Cervantes fue el que trajo las cartas y avisos del alcalde de Mostogán y fue a Orán por orden de V. M. ; y después ha asistido sirviendo en Sevilla en negocios de la armada por  orden de Antonio de Guevara, como consta por las informaciones que tiene, y en todo este tiempo no se le ha hecho merced ninguna.”

“Pide y suplica humildemente, cuanto puedo, V. M. se ha servido hacerle merced de un oficio en las Indias de los tres o cuatro que al presente están vacos, que el uno en la contaduría del Nuevo reino de Granada, o la gobernación de la provincia de Soconusco en Guatemala, o contador de las galeras de Cartagena o corregidor de la ciudad de la paz; que con cualquiera de estos oficios que V. M. le haga merced la recibiría; porque es hombre hábil y suficiente y benemérito para que V. M. le haga merced, porque su deseo es continuar siempre en el servicio de V. M. y acabar su vida como lo han hecho sus antepasados, que en ello recibirá muy gran bien y merced.”

Cervantes puso de respaldo, los servicios que le ha prestado a su majestad  y la esperanza que tiene de que se  le haga merced con uno de los cuatro puestos vacantes en las Indias, entre ellos, la gobernación de Soconusco, provincia del Reino de Guatemala.

Su majestad cursó la solicitud al Consejo de Indias y éste resolvió la negativa en esta forma; “Busque por acá en que se le haga merced. Madrid, junio de 1590.  Dr. Núñez Morquecho. 

Con esta negativa, se desvanecieron todas sus perspectivas e ilusiones. Largos años luchó por mejorar su condición de vida sin lograrlo, porque siempre fue escasa su hacienda que, en pocos días se consumía. En el inicio del Quijote, lo expone con suma claridad.

Imagínese el lector, lo que hubiera  sucedido, si su majestad le concede el permiso y lo nombra Gobernador de Soconusco. Aún no había escrito el Quijote y ese parto hubiera sido en Guatemala y su inicio sería: en un lugar de Xibalbaj…o un lugar de Santiago de Guatemala. Su obra cumbre tiene el privilegio de ser original sin influencias de otros libros. La escribió a los cincuenta y nueve años de edad. Escribió, además, poemas, novelas y comedias.

Desalentado y ya cargado de años, en 1606 volvió a Valladolid con su esposa, sus dos hermanas y su hijo natural, con el propósito de llevar una vida sencilla y con los pocos ingresos de sus actividades, satisfacer  las necesidades de un tranquilo vivir. Sucedió que, justo,  en la puerta de su casa, mataron al hidalgo Gaspar de Ezpeleta. El  y toda su familia, fueron llevados  a la cárcel. Un sino que no pudo superar.

Al Conde de Lemos, le envió su libro Persilis y Segismundo, con esta dedicatoria: “Ayer (19 de abril de 1616) me dieron la extremaunción y hoy escribo ésta,  el tiempo es breve, las ansias crecen, las esperanzas menguan y, con todo esto, llevo la vida sobre el deseo que tengo de vivir.” El 23 de Abril de 1616, su corazón dejó de palpitar.      

Dedicado con especial aprecio,  a los distinguidos mentores, Irma Consuelo Coronado, Raúl Eduardo Nájera Rodríguez, Hilda Marina González de Sarmiento, Juan Caxaj Morán, José Rafael Quintanilla Padilla, José Guillermo Jiménez García,  Carmen Bejarán de Reyes y  Alina Bello Dotel  de Alvarez.

 

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s