Los dulces de Doña María Gordillo en Guatemala

dulces

Foto Cortesía de Carlos López Ayerdi.

Por 
CELESTE RODAS DE JUAREZ
Publicado en:
hijos4ever.com
Compartido para la
Red Nacional de Gestores Culturales

Los dulces de María Gordillo añaden valor a cualquier viaje por Guatemala. Mi papá vivía enamorado de Antigua Guatemala,  ciudad colonial  que queda a unos cuarenta minutos de la Capital de Guatemala. Por lo menos una vez al mes íbamos allí. Nos fascinaba recorrer sus calles empedradas, sus ruinas… Al final, el paseo siempre  nos llevaba frente a la tienda de dulces típicos de Doña María Gordillo.

Era un gusto entrar a esa casona que data de 1546  y ver a las empleadas con sus delantales blancos desfilar hasta al mostrador con azafates repletos de dulces calientitos, recién cocinados.

“Estos dulces son parte del folklore de nuestro país”, decía papá. Al probarlos, uno sabía (y sabe) que el paladar está degustando algo especial. No son elaborados en máquinas, sino a mano, en una cocina  casera, cuyas recetas han sido pasadas por seis generaciones, desde 1872.

Nuestra compra no conocía carencias: Dulces de tamarindo para mí, bolitas de miel para papá,   encanelados para mi hermana Claudia, nuégados (esas riquísimas bolitas de masa cubiertas de glaseado de azúcar) para mis hermanos Gerardo y Gustavo; bolitas de coco para mamá… ¡Ah!  Y para todos, colochos de guayaba, higos en miel, mazapán y -¡por supuesto! canillitas de leche.

Por mucho que pidiéramos, la orden siempre quedaba corta frente a las 130 variedades que parecían guiñarnos el ojo desde el cristal de los mostradores que, por cierto, tienen más de un siglo de historia.

Desde que me mudé a Estados Unidos cualquier viaje a Guatemala incluye una visita a esta tienda.  Mi familia no me perdonaría que olvide traerles estas delicias, pero también me llena de alegría compartirlas con mis amigos. Al traerles este “recuerdito”  siento que les obsequio lo mejor de mi país: algo de historia con un gusto exquisito. También de mi esencia, porque esos dulcecitos son, para mí, una chispita que me conecta con papá y los dulces recuerdos que dejó en nosotros.

*Este artículo fue publicado en la edición de diciembre 2015 de la revista Nexos de American Airlines, la revista en español y portugués que se distribuye en todos los vuelos de esa aerolínea. Tiene unos 14 millones de lectores en su versión impresa, además de su audiencia en el Web. 

Fuente: http://www.hijos4ever.com/los-dulces-de-dona-maria-gordillo/

 

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s