A propósito de la cultura y el día del trabajo


SAM_6479Por
Marco Tulio Monzón
Gestor Cultural
Red Nacional de Gestores Culturales

Cada 1 de mayo, recordando los movimientos laborales que se dieron hace muchos años, en busca del respeto y dignificación del trabajador en diversos campos del comercio, la industria y la agricultura, se realiza un desfile en el que participan diversos grupos representantes de sindicatos, organizaciones campesinas, obreras, y numerosos trabajadores que se unen al grito de justicia y dignificación del trabajador guatemalteco.

Pero, ¿y la cultura?, cuándo vamos a dignificar el trabajo cultural que se ve solo como algo adicional, ad-honorem, a veces hasta para “gente que no tiene nada que hacer”

La cultura casi siempre la confunden con arte, cantantes, poesía, teatro, hip hop, etc., pero no han llegado quienes consideran esto, a la esencia de la cultura. ¿No se refleja ésto en la asignación de presupuesto del gobierno? El arte solo es una parte de la cultura, que comprende nuestro ser individual y social, nuestras costumbres, tradiciones, historia, legado material e inmaterial. 

Pero qué pasa con la cultura. Qué pasa con los trabajadores de la cultura. Es tan amplio este sector en el ramo del arte,  cantantes, artesanos, profesionales académicos, artistas autodidactas. Organizaciones culturales, casas de cultura, centros culturales, hermandades, cofradías, museos, gestores y promotores culturales, y mucho más, que de una u otra manera forman este engranaje que va hilvanando historia, presente, futuro, innovación, preservación, y más.

Y el trabajador de la cultura…  ¿Está unido? ¿Está integrado? ¿Tiene capacidad de incidencia en torno a las decisiones políticas relacionadas con esta labor?

Nuestra Red Nacional busca en este momento crear un proceso de organización de redes departamentales y/o municipales en las que el sector cultural trabaje para su propio beneficio, para verse representado en los espacios de decisión, municipalidades, (el Código Municipal respalda esta idea) Consejos de Desarrollo, en los que existan proyectos culturales que puedan ser atendidos,  una organización comunitaria capaz no solo de incidir, sino de tener acceso a proyectos comunes que puedan ser apoyados por cooperación financiera nacional o internacional.

Pero esto significa más trabajo, obviamente ad-honorem, pero que al final tendrá un beneficio para la comunidad y para el sector que podrá ser atendido con el respeto y la dignidad que le corresponde.

Así que trabajadores de la cultura, su granito de arena es importante, pero la arena unida es la que hace la playa. Si logramos en cada departamento, en cada municipio, organizar al sector cultura, con el objetivo común de tener participación ciudadana, la cultura logrará mucho y el desarrollo cultural que tanto soñamos tendrá al fin una ruta y un principio para seguir ese camino hacia un desarrollo integral.

Mientras tanto, el trabajador del sector cultura debe organizarse, debe levantar su voz de ¡PRESENTE!, debe dignificar este sector que como venimos diciendo desde hace muchos años, es el motor del desarrollo…

Trabajadores de la cultura. ¡FELIZ DIA DEL TRABAJO! 

 

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s