Pensamientos, sentimientos y letras en abundancia

heraldo

Un grupo de los iniciadores de El Heraldo Verapacense. En el orden acostumbrado, sentados: Edin Yaxcal, fundador, Fredy Maldonado, …, Aníbal Motta. Parados: Eduardo Tahay, Delio Héctor García, Maurilio Yaxcal (QEPD), Domingo Beltethón (QEPD) y Alfredo Morales Yaxcal, cofundador.

Por:
Fredy Maldonado Cordero
El Heraldo Verapacence
Colaboración para la
Red Nacional de Gestores Culturales

Los perfiles que la vida otorga al ser humano, generalmente se encajan en lo incierto, pues a cada quien le fue dada una luz que en su particularidad siempre termina siendo sorprendente. Efectivamente, hace 21 años, dos hombres anegados de amor a su tierra decidieron atrapar con convicción, entre muchos, uno de sus sueños más latentes y desafiando las limitaciones y dispuestos a enfrentarse a la indiferencia que en aquella época era evidente hacia la lectura y literatura local, tenazmente concretaron la primera edición del mensuario El Heraldo Verapacense.

Pero con el pasar del tiempo, el sueño se extendió mucho más allá de la simple edición de una sencilla revista, dada la necesidad que los hermanos Edin Yaxcal y Alfredo Morales Yaxcal descubrieron en relación a la ingente urgencia de impulsar y promover la literatura altaverapacense aprovechando la apertura de esta naciente ventanita que habría de constituirse luego, en un valioso espacio al despertar de mentes escondidas en la desilusión y el desinterés por abrirse y proyectarse en su pensar y sentir.

Al recordar aquellos primeros momentos de El Heraldo Verapacense, viene a mi mente la entusiasmada invitación que se me hiciera para compartir y publicar mis sentimientos respecto a haber ganado por primera vez en el Certamen de Juegos Florales “Rosendo Santa Cruz”, ocasión que además de haberme hecho sentir importante, fue sin duda el impulso fundamental para seguir escribiendo, con los resultados más que elogiables para mi vida de haber ganado muchos premios a nivel local y nacional, la edición de cinco libros de mi autoría y la oportunidad de escribir, hasta la fecha, en medios locales, nacionales y extranjeros.

Sin embargo el sueño de los editores exigía ir un poco más allá de lo alcanzado en esos   primeros momentos, puesto que no podía dejarse por un lado lo fundamental de sus objetivos, dar impulso a la literatura altaverapacense mediante el descubrimiento del talento de hombres y mujeres que ostentaban por naturaleza, el don de escribir y que hasta el momento no habían encontrado ni el medio, ni el espacio óptimo.

De esta cuenta Edin Yaxcal y Alfredo Morales, con el apoyo del reconocido cronista, periodista y hombre de micrófono Maurilio Yaxcal (QEPD), tío de ambos, giraron invitaciones a quienes se sabía por escuetas referencias, que les gustaba escribir quizá, solo como hobbie, a fin de propiciar la conformación de un grupo literario que diera concreta y directamente impulso a la expansión del arte de tejer con palabras, bellos párrafos poéticos y cuentos de sublime contenido surgidos de la pluma de hijos de esta tierra que bien merecían mostrarse al mundo en su sensibilidad y su capacidad literaria, ocasión que dio lugar a la conformación de una de las primeras agrupaciones organizadas para tales fines, identificada como Asociación Literaria Altaverapacense (ALAV), en la que paulatinamente se fueron sumando muchos literatos del departamento y recibieron ese primer empujoncito para luego irse convirtiendo en lo que hoy por hoy es ampliamente sabido, escritores y escritoras de valía y amplia aceptación.

En esas fechas, tuve el privilegio de estar al frente de la Casa de La Cultura de Alta Verapaz y conjuntamente con la gente de El Heraldo Verapacense, trabajamos de la mano para aprovechar las circunstancias y darle más fuerza a aquel sueño que ya se había hecho grande. A partir de aquellos momentos, las ediciones literarias se han ido multiplicando en nuestro medio, dando paso a otras  agrupaciones que impulsan el arte hacia los mismos fines, tal el caso de Tejedora de Versos, Asociación de Amigos del Arte y la Cultura A.V. (Aacmartec) y Fraternidad Cultural Verapacense (Fraculver).

Es obvio que 21 años de historia no pueden escribirse en tan limitado espacio, pero he querido aprovechar recordar y confirmar algunos de los momentos que han hecho de El Heraldo Verapacense, quizá no el único, pero el más valioso pionero del despertar, el desarrollo e impulso de los grandes logros de nuestra literatura de los últimos tiempos

Para terminar, quiero asegurar que la vida, ambiente y desarrollo literario que hoy fecha nos enorgullece a los altaverapacenses, sigue estrechamente vinculado y relacionado con El Heraldo Verapacense, aspecto que ha sido siempre evidente en el seguimiento y publicación de todo lo concerniente al acontecer del arte de las letras, suscitando así, el cultivo de pensamientos, sentimientos y letras en abundancia.

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s