Curas y Contagios -1 de 2-

 

plaza publica 1Por:
Alejandro Paz
Plaza Pública
Guatemala, C. A.

Hay palabras con las que se puede tropezar fácilmente. Las palabras me han hecho construir templos de amistad y deliciosas enemistades, me han llevado por violentos ríos de intensidad verbal, y me han hecho sentirme idiota. Últimamente las palabras que rondan el mundo del arte (al menos en mi contexto) han hecho que me despoje del lenguaje frente a una obra, han hecho que intente vislumbrarla sin necesidad de recurrir a virulentas terminologías poco convincentes.

Aprecio muchísimo la obra de los curadores, pero me fascinaría desterrarlos de su título, dejarlos desnudos ante toda las personas que asumen el disfraz que los viste como un reflejo del valor (o desvalor) de su trabajo.

Curadores han sido las personas que han llevado a artistas a dialogar con otros artistas y provocan entornos teóricos que modifican la manera en que percibimos el arte (y la humanidad). Para mí, todo parte de grandes personajes como Harald Szeeman, quien en sus inicios lleva a cabo muestras como When Attitude becomes form en la Kunsthalle de Berna en el año 1969. Ahí Szeeman cumple con la labor esencial del curador: imprimirle cohesión a las obras diversas de los artistas. Capaz, como un buen chef, de darle espacio a todos los componentes de un platillo para hacer una obra de deleite personal. Szeeman es un estandarte en la labor curatorial, y particularmente se convierte en una persona redonda cuando escucho el relato de Aníbal López durante la Bienal de Venecia 49: Szeeman junto a Virginia Pérez Ratton, cocuradores. Aníbal, tímido como un inocente chapín cargando bajo el brazo su obra, caminando por los impetuosos salones del Arsenale, se encuentra con Pérez Ratton, quien muy emocionada le presente a Szeeman. Aníbal se siente nervioso e inquieto y no sabe qué decir frente a este tremendo rockstar. Hasta que Szeeman, el gran Harald Szeeman, instintivamente le arrebata la obra a Aníbal y le pide disculpas, porque él (Aníbal) como artista, merece más que estar cargando su obra bajo el brazo. Szeeman evade la presentación y se encarga personalmente de llevar la obra a su sitio, darle su espacio, glorificarla con la calidad precisa de montaje digna para el artista, y Aníbal de lejos y a través de sus lentes de grueso dibujo, observa cómo el gran dios de la curaduría le otorga el espacio que el artista merece.

Con el tiempo produje cada vez menos obra y más arquitectura, para mí lo mismo, el mismo gozo, la misma forma de satisfacción

Y es que somos una sociedad acostumbrada a valorar los efectos de nuestro trabajo en función de resultados que establezcan (o refuercen) jerarquías y relaciones de poder históricas que han provocado que funcionemos a través de la disfuncionalidad. Herederos de una estructura vigente de comportamientos colonialistas y dictatoriales, tendemos a resentir las voces que intentan limitar y encajonar nuestros criterios (aunque muchos se sientan cómodos respirando el aliento del dictador). Estamos hartos de estar sometidos a sistemas en los cuales dichas jerarquías son herramientas de opresión y despojo de identidad. Por lo tanto, muchas veces el arte se queda en segundo plano cuando lo recibimos dentro de marcos curatoriales que gozan de un protagonismo muy evidente.

Ignoramos que el arte es una herramienta barbitúrica de la inteligencia humana para remediar momentos trascendentales de nuestra existencia. El arte es un don con el cual se logra sintetizar pasiones únicas y destellos existenciales, y lo poseen pocos. Más allá de todo esfuerzo curatorial, el arte es importante porque siempre deja asignaturas pendientes, el arte no resuelve, provoca y cuestiona con el gesto infinito de un Sísifo embriagado.

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s