10 enigmas de la arqueología guatemalteca -3 de 3-

domingo monticulo 2Por:
Sébastien perrot-Minnot
D Fondo Revista D
Prensa Libre
Guatemala, C. A.

¿Qué causó la desaparición de la civilización maya clásica en las Tierras Bajas? Esta pregunta es  considerada como uno de los grandes enigmas de la arqueología mundial. Sin embargo, los avances de las investigaciones  científicas han esclarecido varios aspectos del problema. Antes que todo, cabe subrayar que el llamado “colapso”  de las ciudades mayas clásicas de las tierras bajas se extendió por más de 200 años, del siglo VIII al siglo X, y no acarreó de ninguna manera el fin de la civilización maya en su conjunto. Luego, es obvio que el fenómeno fue favorecido por varios factores, incluyendo la presión demográfica, desastres ecológicos y conflictos.

domingo 1 tikalFinalmente, las ciudades concernidas fueron víctimas de crisis políticas mayores, que acabaron con el poder de la élite. No obstante, en ausencia de testimonios escritos —la escritura siendo un privilegio de la misma élite— las circunstancias de estos trastornos son difíciles de precisar.

¿Qué sucedió con los pueblos perdidos de la costa sur? Al viajar  de la cabecera municipal de Santa Lucia Cotzumalguapa, Escuintla, al antiguo ingenio Los tarros, en medio de las plantaciones de caña, se pueden admirar las pintorescas ruinas de una iglesia colonial. Conocido hoy bajo el nombre de San Juan Perdido, el lugar conserva los remanentes de San Juan Aloteque, uno de los “pueblos perdidos”  de la costa sur de Guatemala. Estas localidades fundadas después de la Conquista fueron abandonadas, principalmente, en el siglo XVIII.

El arqueólogo e historiador René Johnston explica que fueron víctimas de un proceso “muy complejo”, en el cual se entrelazaban severos problemas económicos y la difusión de temidas enfermedades (especialmente, la oncocercosis, que causa ceguera). Pero las circunstancias y consecuencias del abandono están lejos de ser claras. Sea como sea, los pueblos perdidos fueron invadidos por la vegetación y la niebla del tiempo. Algunos de ellos esperan ser redescubiertos, todavía, por los arqueólogos.domingo isla 5

¿Dónde está Tzimin Chac? En 1525, en el transcurso de su expedición a Honduras, el conquistador Hernán Cortés fue recibido amistosamente por el rey itza Canek, en la isla de Noj Petén, actual  Flores. Antes de seguir su camino, dejó a su anfitrión un caballo herido. Canek trató el équido lo mejor que pudo, aunque en realidad no sabía cómo cuidarlo.

Cuando el animal murió fue divinizado bajo el nombre de Tzimin Chac (tapir fulminante). Este dios del trueno y el rayo era representado por una gran estatua, colocada en un templo. Pero en 1618, el misionero franciscano Juan de Orbita, acompañado por su correligionario Bartolomé Fuensalida, destruyó el singular ídolo, provocando la ira de los itzaes y la desaprobación de las autoridades españolas. Desde el siglo XIX, varios investigadores buscaron, sin éxito, los restos de Tzimin Chac.

 

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s