La casa Sanzio

Lagunetas artificiales destinadas para criar peces

Lagunetas artificiales destinadas para criar peces

Por:
Claudia Palma
Revista D.
Prensa Libre
Guatemala, C. A.

Un ingeniero alemán construyó su residencia en San Juan del Obispo con materiales que otros llamaron “desperdicio”. Mark Sanzio llegó a San Juan del Obispo, Sacatepéquez, hace 44 años, en una furgoneta Volkswagen. El plan original del ciudadano alemán cuando bajó del barco carguero que atracó en Estados Unidos, era recorrer América hasta Brasil y luego viajar a África del Sur, pero el proyecto cambió.

Extraño vecino

Durante los primeros meses —en el inicio de la década de 1970—, Sanzio vivió en la furgoneta que compró en una venta de garaje en Westfalia, una región histórica alemana ubicada entre los estados federados de Renania del Norte-Westfalia y Baja Sajonia.

Oralia Baeza, vecina de San Juan del Obispo, quien en este entonces era una niña, recuerda que durante mucho tiempo ella y sus amigos tuvieron temor de acercarse a aquella casa, debido a que su propietario tenía fama de poseer muy mal genio y corretear a los niños.

Después de varios años, los pobladores se percataron de que el teutón no era un energúmeno. El mal entendido se debía a que en su propiedad, en las afueras de ese poblado, ubicado a 4 kilómetros de Antigua Guatemala, había muchas aves a las que los niños lanzaban piedras con ondas, lo que causaba, con razón, el enojo de Sanzio.

Los pobladores desconocían que el misterioso hombre había trabajado como ingeniero en la construcción del estadio de Múnich, Alemania, que albergó los Juegos Olímpicos de 1972 y la Copa Mundial de Futbol en 1974.

En la vida “todo es instante”, sentencia Sanzio, frente a una laguneta artificial que construyó con piedras que acarreó del río cuando concluyeron los trabajos de la carretera hacia Santa Lucía. “Usé casi solo desechos”, agrega, mientras lanza una mirada de satisfacción hacia el techo de su casa, el cual es sostenido por 20 cables que simulan el cono de una montaña y que, sorprendentemente, no tiene columnas.

Aunque la casa de ladrillo no está diseñada al estilo Feng Shui —sistema filosófico chino que se basa en la ocupación consciente y armónica del espacio— parece seguir sus principios, que combinan la filosofía, la sabiduría y el pragmatismo.

casa zancio 2Gradas para ingresar a la casa de Mark.

Después del terremoto

Sanzio era aún niño cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial. Este suceso le enseñó a vivir entre la carencia, y una norma de vida: no desperdiciar.

La casa está rodeada de lagunetas artificiales con peces, senderos marcados con viejas losas y bancas desechadas de alguna antigua construcción, que ahora definen los espacios para el descanso y el placer. En las gradas se observan unas iguanas talladas de raíces de árboles que Sanzio encontró derribados después de alguna tormenta.

“Sentí el aire y observé los movimientos de los volcanes. Cuando se diseña una construcción debe integrarse al movimiento existente”, afirma.

La casa tiene un jardín interior delimitado por una pared hecha con botellas de distintos colores que recogió del basurero de San Felipe de Jesús, aldea de Antigua Guatemala. Las unió con una mezcla de cemento y, ahora, forman un mosaico bañado por un sistema de agua instalado en la parte superior.

En la orilla de una laguneta interior construyó la réplica de una fachada de un templo prehispánico que refleja su pasión por la Arqueología. Fiel a sus principios de reciclaje, Sanzio utilizó restos de tejas que recogió de las casas de Antigua Guatemala, después del terremoto de 1976. “Cada material tiene su propia energía”, afirma.

Área destinada para la práctica de ejercicio.

Área destinada para la práctica de ejercicio.

Cuando el Liceo Antigüeño fue remozado se enteró de que habían desechado algunas columnas y gradas, las cuales no dudó en aprovechar. Lo mismo sucedió con los pisos que los vecinos no instalaron otra vez, se los regalaron. De esa cuenta cada ambiente está decorado con materiales de hace más de un siglo.

En estos días está entretenido construyendo una segunda casa, no menos original que la primera, en la que pinta un mural donde plasma cada uno de los rincones del mundo que ha visitado.

Anuncios

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s