Los Artistas

chaplinPor
Guillermo Monsanto
Ventana al Arte
Siglo 21
Guatemala, C. A.

Durante semanas me la he pasado al borde de la indignación, e imagino que el resto del gremio escénico también. El ingenio chapín arrasa con la dignidad de todos los actores con sus constantes burlas a la trayectoria del señor Jimmy Morales. Si el lector no lo sabe, quien escribe estas líneas es actor, director de teatro y un empresario que trabaja desde muy joven.

Los memes, los comentarios indignantes sobre un candidato cuya carta abierta es su carrera escénica, suman a un sinfín de infamias que atropellan los derechos del citado y de paso del resto de artistas. Nos hacen lucir como inferiores cuando por lo general nuestra cultura —leemos mucho— es más amplia que la del promedio.

Me pregunto si un militar, un ingeniero, un médico o un político pueden ser presidentes en un país que está de cabeza por una corrupción cuya estafeta cambia, por consenso cada relevo de mandato ¿Por qué no lo puede ser un artista el presidente de Guatemala? Gobernar la pluriculturalidad, el plurilingüismo y la diversidad no es fácil y puede ser que el citado no lo logre solo. Pero si los chapines nos ponemos las pilas y colaboramos, el resultado puede ser muy diferente. Pero esta columna no trata de política. Exige dignidad para el artista. Subirse a un escenario no es nada fácil y merece mucho respeto.

Un artista es, como lo indica la lógica, quien produce obras consideradas como arte. Y este universo es tan infinito que, solo en lo escénico, hay variedad de estilos para todos los gustos. Vamos a hablar de un artista promedio quien además de actor o actriz es padre o madre, administrador, productor, creativo y un mago mil usos para poder sobrevivir con dignidad en el desierto cultural y discriminador que es Guatemala. Pero ¿alguien conoce realmente lo que un artista tiene que hacer a diario para cumplir con todas sus misiones exitosamente? Los cómicos aparecen reseñados desde que el teatro tiene memoria y sus hazañas son tan notables que autores como Plauto, Shakespeare o Moliere los han inmortalizado en sendos textos.

¿Los políticos también son cómicos y hasta payasos? La mayoría de ellos son patéticos al no cumplir con la premisa del espectáculo: desarrollar una acción que el público crea. Sin respeto no hay orden.

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s