La calle del sexo verde irrumpe

calle verde
Escrito por 

María Mercedes Arce
Diario de Centroamérica
Guatemala, C. A.

Estrenada en 1959, La calle del sexo verde encabeza el inventario de producción dramática del maestro Hugo Carrillo. Esta pieza será estrenada mañana 1 de agosto, en el Teatro Manuel Galich de la Universidad Popular, 10a. calle y 10a. avenida zona 1, a las 19:30.

En este montaje, que permanecerá en cartelera durante agosto ofreciendo funciones los sábados a las 19:30 y los domingos a las 17:00, participan actores de reconocida trayectoria como el maestro Alfredo Porras Smith y Josué Sotomayor; jóvenes figuras de la escena local como Beldad Soto y Arturo Rodríguez, quienes son acompañados de los alumnos de la Academia de Arte Dramático Rubén Morales Monroy. La dirección de la pieza ha corrido a cargo de Lucy Guerra.

Acto por acto

La obra presenta en el primer acto una panorámica del lugar en donde se desarrollará la acción: La calle. Esta, por su calidad vinculante entre las tres historias que se suceden, adoptará un rol casi protagónico. El apelativo “verde” que se le confiere en el título parece dar una clara referencia al grado de podredumbre que se habrá de presentar en adelante.

Muestra en principio las peculiaridades de los “parroquianos frecuentes” o personajes secundarios. Luego, al entrar en acción, la historia de un joven adolescente cuya vida familiar está en franca crisis y quien será seducido por un hombre mayor que él.

Acto seguido se ofrecerá el drama de una pareja de amantes que están por acudir a una clínica clandestina para realizar un aborto. “Él” y “Ella”, los personajes protagónicos de esta historia, se degradarán verbalmente tanto como puedan, acudiendo al chantaje, no solo emocional sino también económico. Uno de los personajes secundarios tendrá en este acto la voz de la crítica social. Arremetiendo, por una parte en contra del sistema de salud y abogando, sin saberlo, por la vida del nonato.

Finalmente, el tercer acto mostrará la desilusión de un par de hermanos al enterarse del pasado alcohólico de su difunto padre y de la vida amorosa de su abnegada madre. Estos serán los detonantes para que ambos se entreguen a una vida de drogadicción.

El lenguaje de los personajes es en ocasiones extraordinariamente pulcro aún cuando recurre a modismos que se pueden asociar a las clases populares de antaño. La pieza señala abiertamente al sistema de salud y lo acusa de elitista, de experimentar con la salud de los pobres para luego ir a curar a los ricos.

También denuncia la existencia de clínicas clandestinas de abortos y parece dejar claro cómo el más fuerte, de espíritu y/o de cuerpo, se aprovechará ineludiblemente del vulnerable.

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s