Cuando el pulso del mundo se detiene

pulsomundoEscrito por:
María Mercedes Arce
Diario de Centroamérica
Guatemala, C. A.

El constante y casi frenético movimiento del mundo y de las personas del siglo XXI parece quedar detenido en cada una de las 27 fotografías que componen la exposición Street photography, eternalizando lo efímero, de la artista guatemalteca radicada en Madrid, España, Karla Acuña. La muestra puede visitarse  en Galería Guatemala de la Fundación G&T continental, 6a. avenida 9-08, zona 9.

Paisajes urbanos poblados de protagonistas anónimos que podrían perderse en la cotidianidad se vuelven inusuales cuadros en los que cada instante capturado por la lente se hace sustancial en las piezas fotográficas que, en este caso, se presentan en formato variable, editadas en escala de grises e impresas sobre papel 100 por ciento algodón, cold press. La colección está distribuida en tres series: Narrando el Silencio o Soledad Urbana, Inmigrantes  y Poesías, y Metáforas.

“La obra que presento es una invitación al espectador a que ahonde en lo que se observa y profundice en aquello que no es tangible.  También le animo a descubrir ese delicado equilibrio entre nostalgias, júbilos o estados ambiguos y pueda percatarse del inmenso misterio de sensaciones y sentimientos que van más allá del impacto visual y fueron captados en momentos mágicos”, expresó la artista.

Y es que la artista ve más allá de lo obvio. Se da el tiempo para detener el tiempo y aprovecha, como si se tratara de las azarosas imágenes de un caleidoscopio en movimiento, los cuadros que de manera espontánea parecen cobrar forma ante su lente.

Motivaciones del motivo

“Los transeúntes van y vienen por callejuelas o anchos bulevares e interactúan de forma activa o pasiva con el núcleo urbano que habitan y que los habita. Las ciudades arrullan, juzgan, muerden, besan, golpean y acarician. ¿Acaso nos dejan indiferentes?”, cuestiona Acuña.

Pero sus intenciones están por encima de la mera imagen, de la grafía viva de los individuos o de la inerte de su entorno: “Capturo un instante, y a través de esa grieta robada al tiempo surco los infinitos senderos para identificar lo más íntimo del ser humano:  los sentimientos”.

El propósito, dice, es ir más allá de los esquemas cotidianos y activar una respuesta emocional en el observador, utilizando los dos elementos que interactúan: el sujeto fotografiado en su entorno y el espectador con su sensibilidad e imaginación.

“Cada foto es un momento con pasado, presente y futuro; un fotograma de un filme que ya existe en mi vida, en donde me reencuentro de una u otra forma. Alcanzo ese mundo interior, gracias a lo que un sujeto fotografiado pueda despertar en mí de manera consciente o inconsciente. Algo me llama desde esos seres solitarios, pensativos, autómatas, ausentes, silentes y abatidos, en donde la búsqueda fotográfica escapa de lo material y cercano, permitiendo que surja una intemporalidad o un vaciado del tiempo”, destacó.

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s