El irreparable daño al patrimonio: Los Merlo robados -1 de 6-

MERLO 1 CPPor 
Jaime Moreno   
Revista ContraPoder
Guatemala, C. A.

Un perro, un guardián-sacristán y una precaria alarma los cuidaban. Seis piezas de valor incalculable fueron robadas en La Antigua. Los investigadores piensan que están en México, mientras Guatemala solo se lamenta de uno de los robos de arte más grandes de la historia.

Se apresuró a salir por la puerta del edificio. Atrás de él quedaban los muros vacíos, las monturas desnudas, los retazos de lienzo desgarrado que aún se aferraban a los marcos de madera. También quedaba el sacristán y dos muchachos amarrados, amordazados, temerosos.  Vio el cielo estrellado que bañaba la pequeña ermita en las afueras de Santiago, justo en donde el Volcán de Agua se funde con la traza urbana de la que fuera la capital del Reino de Guatemala, y se arrodilló a la entrada de la iglesia. Hizo una pequeña oración, se levantó y siguió su camino, como quien acaba de pedir perdón por un pecado cometido. Su silueta se perdió en la noche y entre los matorrales de la finca vecina. Sobre sus hombros llevaba un tesoro de incalculable valor para la historia de Guatemala, para el patrimonio nacional: seis piezas de La Pasión que Tomás de Merlo pintó en el siglo XVIII y que increíblemente habían sobrevivido sin mayores sobresaltos hasta la fecha.

La tarde del miércoles cinco de febrero se rompió la rutina de la iglesia El Calvario, en La Antigua Guatemala. Al cerrar el templo, a las 5:00 p.m., el sacristán se vio amenazado por un grupo de hombres que lo obligaron a colaborar con sus fines. Lo amarraron a él y a dos jóvenes que se encontraban en el complejo del templo, les pidieron la ubicación de las escaleras con las que cuenta la iglesia y se dedicaron a la tarea que se habían trazado: desprender de sus monturas las seis obras de Merlo que el templo resguardaba. Lo hicieron con cuchillo, sin mayor cuidado. Rasgaron el lienzo de forma irregular y durante casi dos horas mutilaron una de las principales colecciones de arte colonial con que contaba Guatemala. Finalizado su trabajo, como quien desea una ganancia, se dirigieron a la sacristía y robaron lo que pudieron. Uno a uno el grupo de ladrones (cuatro o cinco, las versiones varían) abandonó el templo junto con su botín; el último en salir se arrodilló, se persignó y, sin inmutarse, emprendió la huida. Después de un par de horas la luz en el interior del templo alertó a los vecinos que poco a poco fueron llegando a descubrir la tragedia.

Público llegó a la escena del crimen en horas posteriores, no pudo más que contemplar la imagen de una iglesia desnuda, del vacío irreparable que los ladrones dejaron tras de sí. Como indica Jorge De León, de la fiscalía de delitos contra el patrimonio y encargado de darle seguimiento al caso, “lo que se hizo fue una diligencia estándar, se buscó evidencia, lugares de entrada, de escape, huellas dactilares, se resguardaron los restos de lienzos para comparaciones posteriores”. No obstante, la escena parece haber sido contaminada por la afluencia de feligreses que llegaron al lugar, la presencia de la Policía Nacional Civil y los Bomberos.

La iglesia de El Calvario contaba con un precario sistema de seguridad… o prácticamente no contaba con uno. El aparato encargado de resguardar el invaluable patrimonio que albergaba el edificio, según Fray Atilio Prandina, encargado del templo de San Francisco, al cual pertenece la ermita, consistía en un perro, un guardián-sacristán y una alarma que se activaba al cerrar las puertas. No había cámaras de seguridad, sensores de movimiento o chips específicos para cada pieza. 

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s