Rademann y su fórmula para hacer ópera (2 de 2)

opera dcaEscrito por
Jefferson Velásquez
Diario de Centroamérica
Guatemala, C. A.
 
¿Cuál es la inversión que se necesita para llevar a cabo este trabajo?
Esta producción cuesta US $25 mil (Q193 mil). Lo más caro siempre es la orquesta. No es más porque existen alianzas, porque el vestuario y el trabajo coral ya están hechos, entonces no se tiene que invertir en preparación. Yo espero que esta producción deje una ganancia porque mi anhelo es que si es así, ese dinero se pueda invertir para hacer los trajes de la ópera que tengo planificado ofrecer en Guatemala el siguiente año.

Algo que hemos olvidado es que el artista necesita vivir de lo que hace. Es muy difícil conseguir los recursos para hacer una puesta en escena de esta naturaleza. El año pasado partimos de cero y las presentaciones tuvieron un costo de no menos de US$40 mil (Q308 mil 800), que es muy bajo para una ópera, porque si hablamos de una presentación en el Teatro Nacional,  se necesitaría por lo menos US $150 mil (Q1 millón 158 mil), porque todo se magnifica: más vestuario, doble coro, doble escenografía y una orquesta más grande.

¿Cuántas personas están involucradas en este montaje de La Traviata?

Como parte del coro tengo gente muy joven, entre 18 y 25 años, que es el rango de edad de nuestros cantantes. En total, son 22 personas quienes lo componen y somos 8 solistas. Sin olvidar la orquesta y el equipo de ballet y colaboradores para 2 horas y media que dura la historia.

A días de la primera presentación, ¿cuál es el ambiente en preproducción?

Estoy muy nerviosa porque esta producción depende del público. Yo creo que para gozar la vida hay que ir, como dice la ópera, “de placer en placer”, pero hay que trabajar para realmente gozarla. Y este placer que experimento se ve reflejado en el esfuerzo que hago como productora. En Guatemala, los artistas nos hemos vuelto productores, porque así lo demanda la situación. Esta es una producción nacional en la que participan amigos extranjeros, pero es un trabajo completamente guatemalteco.

¿Qué ofrece un espectáculo como este al público guatemalteco?

Uno no ama lo que no conoce. Este es un trabajo que está dedicado a los jóvenes, a ellos les gusta la ópera, el problema es que no lo saben. He tenido muchos experiencias y testimonios de jóvenes que se enamoran de este género cuando lo conocen y después se dedican de lleno, cuando descubren lo que es cantar con una orquesta, sin micrófonos, sentir cómo la música atraviesa cada fibra del cuerpo, la armonía, el ambiente. Está enfocado para personas que salen de su zona de acomodamiento y experimentan algo nuevo. Estoy segura que se van a enviciar.

¿Cuál es el legado que Karin Rademann desea dejar?

Mi sueño es que de dentro de 10 años podamos tener un conservatorio para canto lírico, en donde se trabaje con buena técnica. Las lámparas no deben estar en un lugar en donde no alumbren: hay que sacarlas para que brillen con su luz. Eso es lo que deseo con el talento nacional. Trabajo para que los jóvenes conozcan y se involucren en este bello género que es tan complejo, inmortal y apasionante, y lo hagan con amor.

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s