La pasión de los judíos en “Toto”

Desde cinco meses antes de la semana santa, los miembros de la sociedad de judíos se reúnen cada domingo para ensayar su presentación.

Desde cinco meses antes de la semana santa, los miembros de la sociedad de judíos se reúnen cada domingo para ensayar su presentación.

Por:
Francisco Rodríguez
elPeriódico
Guatemala, C. A.

Aunque Jesús hubiera querido cumplir la voluntad de su padre, sin los sacerdotes judíos el sacrificio máximo no existiría. Nadie hubiera pagado a Judas por entregarlo, ni nadie hubiera pedido a Pilatos su ejecución. Desde hace 76 años, en Totonicapán, un grupo de hombres y mujeres se encargan de honrar su papel en la pasión de Cristo.

Ambos bandos preparan armas por su causa, unos quieren crucificar al Nazareno, los otros defenderlo. Si las espadas fueran de metal, aquella sería una lluvia de chispas. El cuero de las chancletas tipo romano, fabricado en las talabarterías de Totonicapán, roza sobre el adoquín a la espera de la pelea.

El más imponente de todos los romanos llega en un caballo blanco. Donde un comandante del César usaba una armadura de metal, él usa tela de satín oscura y un casco de hojalata. La armadura de su ejército es un poco más colorida, algunos con estrellas en la parte frontal o una cruz, roja, azul o amarilla, depende de quién la haya donado. En años anteriores, algunos completaron su atuendo con anteojos tipo Ray Ban.

Ninguno es actor de profesión, son herreros, carpinteros y albañiles. Cinco meses antes de la Semana Santa, cada domingo, cambian sus herramientas por caites de romano o barbas de judío.

El legionario blande su espada, los ademanes de la otra refuerzan sus palabras. Le parece insoportable que ande por ahí un hombre que contradiga las leyes del sumo sacerdote Caifás. “Si ven a ese hombre ¡Aprisiónenlo!”, grita. A cada solicitud pública de cárcel le secunda la prisa de los totonicapenses. Los corren por todo el pueblo hasta alcanzarlos, tienen, por así decirlo, varios clubes de admiradores. Todos los años comerciantes y familias imprimen playeras con insignias como “Porra oficial judía” y debajo dos judíos caricaturizados al estilo japonés.

Al otro lado de la cuadra hay hombres vestidos de blanco con el rostro cubierto hasta los ojos. El jefe luce una mezcla de vestimenta emplumada que recuerda demasiado a los trajes utilizados en el Baile de la Conquista. Los hombres de blanco representan al Centurión, el último romano que creyó en Jesús durante su vida terrenal, quien lo atravesó con la lanza y le dio muerte. Los fluidos corporales del crucificado lo bañaron, escena que lo coloca en la tradición española, y posteriormente la guatemalteca desde el siglo XVII, como el protector de Cristo. “¡Nosotros lo defenderemos!” responde el líder sin preguntarle.

“… ¡Ha de morir ese desgraciado!” grita el legionario de negro. Pitos y gorgoritos funcionan como cuernos de batalla, su sonar es la señal de ataque para ambos bandos. Cada quien busca un oponente, chocan sus espadas (de madera) con tal fuerza que bien podrían quebrar la del oponente, un dedo, y en ocasiones, herirles el rostro. El encuentro es breve, centuriones y judíos se alejan, hacen una pausa. Los gorgoritos suenan de nuevo. Es la Pasión de Cristo representada en Totonicapán desde hace 76 años.

Dualidad bíblica

Quizá los hechos reales fueron un tanto diferentes; tal vez Caifás era un poco más alto y no usaba un casco de hojalata con cuernos tan llamativos; habrá corrido mucha más sangre durante todo el camino o seguramente ninguno de los protagonistas esperaba el micrófono para intervenir. Pero claro, la celebración no busca ser totalmente fidedigna, como lo dicen los miembros de la Sociedad de Judíos Mártir del Gólgota de la zona 1, en Palín “Lo que queremos es transmitir el mensaje y evangelizar”.

El romano del corcel es un puesto privilegiado que ocupa David Tax por obvias razones, ahora es él quien dirige a la sociedad fundada por su padre en 1938. Aunque es un grupo considerablemente grande, 26 miembros, en ocasiones deben acudir a la ambivalencia bíblica. Por ejemplo, Tax personifica al líder de los legionarios, pero también al mismo diablo cuando Jesús es tentado en su retiro de 40 días en el desierto. La armadura negra la cambia por licra roja para el cuerpo y pintura desde los pies hasta la cabeza.

Otro compañero representa a Cayo, el criado de Pilatos que recibe a los fariseos; pero al momento de la crucifixión deja la espada y se convierte en Dimas, el ladrón crucificado arrepentido en el último momento. Gestas, el otro ladrón, también representa a Heraldo, criado de Anás.

Quien verdaderamente respeta su papel es Martin Batz, el miembro más antiguo que ha representado a Jesús por más tiempo de lo que vivió el mismo Jesús. A sus 65 lo ha caracterizado por 36 años. Es él quien carga la cruz de madera, unas 60 libras, suficientemente pesada como para necesitar ayuda para moverla.

No hace falta que les paguen, cuando dejan sus camisas a cuadros y las cambian por trajes romanos, se nota que lo disfrutan. Quizá eso es lo que mantiene una tradición de 20 actos cada Jueves Santo, eso sin contar las peleas en vía pública del día anterior.

Llega el jueves por la noche, los judíos como dicta la Biblia, cumplieron su papel. Jesús cuelga de la cruz alzada a poco más de 45 grados, si la levantan más es probable que Batz caiga. A su lado los ladrones “¿Hace frío allá arriba?” – ¡No! responde quien personifica a Dimas “La devoción quita el frío”.

“Esto lo hacemos con el fin de evangelizar”.

David Tax, Dirigente de la sociedad de Judíos Mártir del Gólgota de la zona 1

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s