Temor a las alturas -2 de 2-

alturasPor
Camilo Villatoro
Redacción – Cultura
Diario La Hora
Guatemala, C. A.

Cierto es que hay infinitas formas, pero según Muñoz esta es la más benévola, porque el tema güisqui le da su toque de sal al platillo de la muerte, como también podría decirse para el caso Morrison, aunque con el factor sobredosis de heroína en vez de lo otro.

Pero esta fue una forma terrible. La televisión daba cuenta de ello. Los policías miraron las manos soltarse, desprenderse del mundo. Y los televidentes viendo aquello desde una distancia cínicamente prudencial, queriendo cavar un túnel de gusano en la pantalla para transportarnos al instante mismo en el que los policías necesitaban un abrazo, y también: no fue su culpa, jefe, no había nada que hacer. Etcétera.

De modo que tuve ahí mismo una revelación: Todo guatemalteco necesita pensar alguna vez en quitarse la vida, incluso si el transcurso de su existencia es más bien optimista. ¡Qué paparazzis de la muerte desagradables! No reparo en pensar la incomodidad del suicida promedio. Quizás gente con hijos y mascotas.

Lo difícil que es colgarse en el baño de la casa, sabiendo que una familia digamos modesta no podría mudarse ipso facto por razón económica, sintiéndose observados día con día por el pacífico fantasma desde el espejo de la limpieza dental. Además del lugar idóneo (la experiencia nos dicta evitar puentes y lugares de paso) conseguir el instrumento mortal es un problema de carácter fundamental, para el cual no tengo aún mayor respuesta.

El sentido común me hace aconsejar algún tipo mixto de tóxicos de caseros, probado con antelación en potenciales enfermos eutanásicos.

Todo parece ponerse en contra del suicidio digno: en este país hay que ser mínimo guardia jurado, o haber explorado terreno en el oficio delictivo, para tener acceso a una .45; cosa por el contrario fácil en relación al güisqui —dependiendo de la etiqueta del güisqui claro está—. Por el otro extremo del cable, ambos artilugios son posesiones de rigor en familias oligárquico militares e imitadores, pero no nos hagamos ilusiones.

He de decir que seguí mi consejo. Un día atravesando la ciudad en la apretazón del diablo mecánico verde de la empresa de transporte municipal, escribía un poema autorreferencial.

Me da miedo la forma
oportuna
en que me
interroga el
suicidio
porque tengo ganas
de vivir

Sigo vivo porque para tales efectos el miedo es clave, además de resultar harto paradójico un suicida con ganas de vivir. Pero en esta terraza tercer piso en pleno centro —donde suelo escribir—, se tiene una atmósfera que te envuelve de introspección y melancolía, sobre todo ahora, por la cumulonimbus bellísima y gigantesca que se viene acercando como si en lugar de mi terraza estuviese en la Torre de Babel a punto de rozar el cielo; además, el panorama del paisaje de ruinas urbanas monumentales del centro histórico: hay un edificio mostaza de unos seis pisos que me mira de frente; siempre que subo me hipnotiza, tal vez porque sobresale de una explanada de opacas edificaciones para llamarme.

Yo no sé, tengo una sensación de apuro, como si fuera la última vez que escribo. Sólo me queda un cigarro y tengo miedo de bajar a la tienda y que me maten. Pero mi invitado tiene sed. El muchacho del puente insisten comprar una botella de güisqui.

Camilo Villatoro (1991- ) Siente fascinación por los abismos, en especial aquellos profundos y negros como su misma suerte. No sientan lástima; podrían tener un hijo así.

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s