Exitosa receta de recreación -1 de 2-

La diversión está garantizada en los parques del Irtra. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

La diversión está garantizada en los parques del Irtra. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

POR
GUSTAVO MONTENEGRO
REVISTA D
Prensa Libre
Guatemala, C. A.
 
La Cultura Irtra tiene siete ingredientes clave que hacen de sus parques y hostales un verdadero éxito nacional e internacional. Las risas son constantes y la diversión, interminable: todos los días, pero sobre todo los fines de semana, los parques del Instituto Guatemalteco de Recreación de los Trabajadores de Guatemala están repletos, y no solo de visitantes: también de cultura basada en valores como el servicio,  la seguridad, el cuidado ambiental, la alegría y el amor por Guatemala.

“Este afán por hacer bien las cosas lo hemos llamado la Cultura Irtra”, explica Ricardo Castillo Sinibaldi, presidente de la institución mientras camina por el parque temático Xetulul, en Retalhuleu, donde actualmente están en marcha los trabajos de una nueva área de atracciones. Intenta ir como un transeúnte más en la visita, pero la gente lo reconoce y se le acerca espontáneamente para saludarlo y felicitarlo. “Bonito tiene el parque”, le dice un caballero. “Este es el trabajo de mucha gente, nosotros solo aportamos algunas ideas, pero aquí hay muchos esfuerzos que se han sistematizado”, le aclara, bajo el sol de Zapotitlán.

Cultura de alegría

Desde la inauguración de su primer parque, en Amatitlán, en 1963, el Irtra  tiene como misión proveer de sano entretenimiento a los trabajadores guatemaltecos. “Creemos en el descanso, sagrado medio con el que Dios premia nuestros esfuerzos y fatigas cotidianas.Creemos en promover la recreación y la diversión en ambientes agradables, modernos, seguros y al alcance de los trabajadores de la empresa privada”, reza el credo de la institución.

Cinco décadas después, las risas y conversaciones en los  diversos complejos muestran que el objetivo no solo se cumple, sino   sigue más vigente que nunca; eso sí se ha diversificado  y modernizado. En el 2005 se instituyó un proceso denominado de “Fidelización”, mediante el cual se busca la excelencia constante para brindar la mejor experiencia al visitante.

Parte importante de esto ha sido la construcción de los parques Xetulul y Mundo Petapa — este último remodelado en el 2012— y  del complejo acuático Xocomil. “Nos enfocamos en que las familias vivan un momento de felicidad”, dice Manuel Valdés Berthet, gerente general del Irtra.

Presentaciones de teatro, música y magia son frecuentes, sobre todo en el remodelado auditorio de Mundo Petapa o en el teatro al aire libre de Xetulul. En la nueva zona temática del Caribe, en fase de construcción, en este mismo parque, el espíritu lúdico no se agota. “Recrearemos pueblos como Lívingston o de islas de las Antillas, para dar esa sensación”, agrega.

  Cultura de servicio

“Cualquier elemento del personal con quien se encuentra le dice ‘buenos días’ y si le atiende en alguna de las áreas, lo hace con amabilidad y una sonrisa”, explica Pedro Gálvez Padilla, gerente deLos Hostales de Retalhuleu. Pero no se trata solo de un gesto, es una actitud.  “No podría pensarse un lugar de descanso, en donde sus empleados no le transmitan esa misma sensación, y por eso también a ellos se les capacita, se les brindan oportunidades de superación”, dice Castillo.

“Buscamos que nuestros huéspedes o visitantes queden agradablemente sorprendidos, anticipándonos a sus deseos y necesidades”, afirma Gerson Morales, del área de Capacitación.

Cultura de seguridad

Múltiples medidas de seguridad existen en todos los parques. Lo más visible son los 66 salvavidas que custodian a lo largo del día las áreas de piscinas y toboganes en todos los parques. Es usual escuchar sus gorgoritos para advertirle  a alguien sobre conductas riesgosas para sí mismo o para otros usuarios. Están listos para lanzarse en cualquier momento al agua para auxiliar a quien lo necesite. 

Todos los juegos mecánicos cuentan con certificados internacionales de seguridad: de hecho, deben cumplir con estándares alemanes para su instalación y funcionamiento.

Como dato curioso cabe mencionar que en los hostales y parques de Retalhuleu se encuentran instalados  33 pararrayos, pues es una región de tormentas frecuentes.

Salubridad total

Cada restaurante o puesto de comida dentro de los parques está sometido a supervisión constante, para verificar la higiene de los procesos. Nadie lo nota —y de eso se trata— pero, por ejemplo, en los Hostales de Retalhuleu, hay un experto microbiólogo que efectúa muestreos periódicos de las manos, guantes y ropa del personal. 

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s