Cestería, tejido de ramas

 

foto DCA/ Danilo Ramírez

foto DCA/ Danilo Ramírez

Escrito por
Patricia Palacios
Diario de Centroamérica
Guatemala, C. A.
 
La cestería hecha con fibras naturales, como palma, jarcia, mimbre, cibaque, paja, y bambú es un arte heredado de los antiguos mayas. Se fabrica desde la época prehispánica hasta nuestros días. Basta con visitar los mercados para encontrarla en variedad de tamaños, diseños, propósitos y materiales.

Es uno de los pocos oficios que no se ha modernizado. Si bien existen máquinas que hacen textiles, la cestería nunca se ha hecho con éxito en una máquina. Así que hay un grado de idealismo “pasado de moda”, en torno a esta artesanía.

Anantonia Reyes, investigadora del Centro de Estudios Folklóricos de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Cefol), explica que la cestería se define como el proceso de tejer fibra vegetal sin hilar, en el que los elementos relativamente duros se entretejen para producir recipientes y objetos planos, como canastas y canastos, batidores de semillas, sopladores, coladores para coco o yuca y otros alimentos, y objetos como esteras o petates, y a quienes la practican se les denomina cesteros.

Reyes agrega que durante la dominación española se importaron modelos de la península Ibérica, de lo cual dejaron registro los cronistas españoles. La investigadora afirma que la tradición continúa, aunque sufre en la actualidad los efectos de la introducción del plástico. “Aún hay muchos artesanos cuyas obras se venden y se compran en todos los mercados del país”, dice.

Alma Visquerra, dueña del local Almy del Mercado Central, zona 1, cuenta que el producto que vende llega de Quetzaltenango, Quiché, Nahualá, Chimaltenango, y de Gualán, Zacapa.
Agrega que aunque la competencia que enfrentan los artesanos en cuanto a utensilios, adornos, procesos industriales e imitaciones plásticas es grande, la cestería nacional no ha perdido mercado, y una prueba de ello es que sus negocios vienen de generación en generación.

 “Además de su valor utilitario, la cestería también aporta un valor estético, tanto que desde hace algún tiempo se le utiliza para la decoración”, dice Reyes. A estos se suman los aspectos socioeconómicos que le caracterizan, sin dejar de reconocer y admirar la belleza que alcanza altos niveles en los lugares de donde provienen, afirma.

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s