Arranca la sinfónica

pauloPor:
Paulo Alvarado
Columna Presto Non Troppo
Prensa Libre
Guatemala, C. A.
 
Primer concierto de la temporada oficial de la Orquesta Sinfónica Nacional. Iba bien. El etéreo preludio al primer acto de “Lohengrin”, de Wagner, en calidad de obertura. Luego, la pieza de resistencia, “Kindertotenlieder” —las canciones a los niños muertos—, de Mahler. Trágica, dolorosa, real… una de esas obras que se dan esporádicamente en el repertorio orquestal, y rara vez en nuestro medio. El solista fue Alfonso Mujica, un barítono con amplia voz, aunque con escasa interpretación.

La OSN, que seguía de cerca las indicaciones del director invitado, Martín Jorge, puso de manifiesto la riqueza en la orquestación de Mahler, pero no pudo acentuar los múltiples momentos en que el autor se vuelve universal. Hermoso, por lo que vale la partitura y el esfuerzo del director. Poco, por lo que se oía en la última línea de la platea.

¿Por qué solo cuatro contrabajos, si son la base de la orquesta? ¿Por qué los primeros violines no terminaban de redondear sus intervenciones (aparte del concertino, el maestro Alfredo Quezada, que sí tenía muy claro lo que debía hacer)?

¿Por qué los cornos no terminaban de acoplarse con su principal, el maestro Rolan Casasola, que debía guiarlos? No nos engañemos. Mahler exige, pero no todos están a la altura de sus exigencias.

Hacia el final, la orquesta parece otra orquesta. Acaso la acumulación de energía que no se había dispensado durante la parte anterior del concierto. Acaso, la casualidad de un último movimiento, vibrante y coronado por el himno que Brahms les arranca a los instrumentos de cuerda en su “Primera Sinfonía”.

Acaso, un golpe de efecto del maestro Jorge, que guarda sus mejores herramientas para la última página.

Cómo quisiéramos que los repertorios programados por la OSN ofrecieran algo nuevo (no siempre los mismos autores, las mismas obras, los mismos guatemaltecos, los mismos extranjeros). Y un folleto de mano plagado de errores idiomáticos, tipográficos y sintácticos. Por lo menos, más entrega y más pasión, cuando el “Primer Concierto” es apenas en el mes de julio.

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s