“Los entendidos en el arte traen paz a su pueblo natal”

feliciano popPor:
Byron Quiñonez
Siglo 21
Guatemala, C. A.
 
Originario de Feliciano Pop es un Josol Ala’s (escultor) de tiempo completo desde 1950. Sus obras en piedra pómez reflejan una pureza envidiable y están expuestas en la 19 Bienal de Arte Paiz. Las imágenes que esculpe Feliciano Pop son de lo más diverso: una pareja de pájaros besándose, un quetzal sobre una pelota de futbol, un rostro críptico que representa a Rafael Álvarez Ovalle (autor del Himno Nacional de Guatemala), el trono de San Pedro Apóstol (patrono de San Pedro La Laguna, Sololá, su pueblo natal), pájaros, coyotes, peces, personas, reyes, reinas, tecomates, cruces, naguales, santos, vírgenes y máscaras ceremoniales.

Su casa es su museo. Entrar ahí es una experiencia casi mística, es imposible contar cuántas piezas penden del techo y se apilan en muebles y paredes. “Todo esto es la riqueza que me ha dado Dios”, afirma Feliciano, señalando su obra de toda la vida. Una obra extensa, un oficio que ha desempeñado todos los días de su ya larga vida. Nacido en 1929, ha visto mucho y su sabiduría inspira respeto, pese a que su personalidad es sencilla y sin pretensiones. “Actualmente hay mucha maldad. Lo que verdaderamente tiene sentido en la vida es valorar a nuestros hijos, educarlos y orientarlos espiritualmente. No vendamos nuestra alma ni nuestra dignidad. Dejemos todo lo perverso y vayamos juntos a una nueva generación”, reflexiona al comparar la situación actual con la que conoció en su niñez.

“Don Feliciano es un viejo muy respetado a nivel del pueblo tz´utujil. Es muy polifacético, ya que no solo es escultor sino político (fue alcalde de San Pedro La Laguna) y se dedica a conservar y rescatar tradiciones como el Baile de Tekún”, afirma el artista Benvenuto Chavajay. “Lo interesante de él es que cada una de sus obras está basada en un recuerdo de su niñez, cada figura tiene una historia, no es que simplemente disponga esculpir cualquier cosa: todo tiene una razón de ser con él”, explica.

El idioma de las piedras

Desde niño, Pop sintió el llamado de la escultura y decidió utilizar la piedra pómez, no solo por su disponibilidad sino por su poca resistencia a ser trabajada, aunque también utiliza madera y cuanto material le parezca interesante: incluso una semilla de mango se convierte en una escultura luego de pasar por sus manos.

Su mirada artística es distinta porque él no se considera escultor. Se podría decir que su obra en algo casi poético, porque esculpe lo que ve en la piedra y sigue los dictados de esta.

En sus palabras, cada piedra viene predestinada a convertirse en algo específico. “La imagen que se obtiene depende de cada piedra. La piedra me habla, me guía y me dicta la forma que va a tener. Yo solo le quito lo que le sobra”, explica sobre su técnica, pura y no contaminada con ideas occidentales sobre lo que debe ser la escultura. Los cánones académicos no lo han influenciado en absoluto y eso es lo interesante de su obra: la pureza de su visión.

Pop en la Bienal Paiz

Feliciano Pop no es un artista que busque participar en exposiciones ni encajar en los cánones vigentes. Su inclusión en la Bienal Paiz surgió a raíz de una iniciativa de Chavajay, también originario de San Pedro La Laguna y quien desde niño ha tenido contacto con su obra. De hecho, las piezas expuestas forman parte de la colección personal de Chavajay, que a través de los años ha ido adquiriendo en sus visitas al maestro.

“Cuando yo estaba pequeñito, vivía casi a cinco casas de él. Desde ese tiempo hay un diálogo con él; yo vi esas piedras, esos troncos que él ha trabajado”, afirma Chavajay.

Es la primera vez que Feliciano participa en una exposición grande. Es también la primera vez que una buena cantidad de obras suyas son expuestas en la ciudad capital y este año se filmó el documental Josol Ala’s (El escultor), una colaboración entre la Embajada de Noruega en Guatemala, el Colectivo Ri Ak’u’x, el Centro Cultural Sotz’il Jay, Jaguar Producciones y el proyecto CREA, de la Dirección General de las Artes del Ministerio de Cultura y Deportes, que también imprimió un calendario con imágenes de su obra.

Para Feliciano, esto es motivo de alegría y satisfacción personal pero no abandona su sencillez. “Debemos apoyar a la gente buena y a los buenos artistas, que son directamente enviados por Dios”, comenta con su sabiduría de anciano. “Los entendidos en el arte traen paz a su pueblo natal”.

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s