La última entrevista con Francisco Albizúrez Palma

albizures qui9jadaPor
Billy Quijada
Culturales
Prensa Libre
Guatemala, C. A.
 
Francisco Albizúrez Palma fue ensayista, escritor y catedrático universitario. Pocos días antes de su deceso conversó con Prensa Libre acerca de su trayectoria y la situación actual de la lengua española, la cual, aseguró, “goza hoy de una salud superior a la de los siglos pasados y tiene un alcance como nunca antes lo había alcanzado”.

CIUDAD DE GUATEMALA – Durante muchos años fue catedrático universitario. ¿Por qué esa pasión por compartir sus conocimientos?

Ha usado usted una palabra muy acertada: pasión. Esta nació desde mis primeros años de vida, cuando me gustaba mucho compartir con otros compañeros las historias que leía y me deleitaba oyendo radio; incluso pensaba ser locutor. Ya en la universidad, esa pasión se llenó de una nueva y vigorosa motivación: colaborar al desarrollo integral de Guatemala, a través del estudio de la literatura.

Usted también es poeta y narrador. ¿Qué género le gusta más?

Me pone usted contra la pared, pero, en todo caso, le diré que lo que más me complace consiste en escribir ensayos y artículos de prensa. Por supuesto, disfruté mucho la investigación.

¿Cómo llegó a ser miembro y luego vicepresidente de la Academia Guatemalteca de la Lengua?
Mi elección como miembro de la Academia Guatemalteca de la Lengua nació de la generosidad de dos grandes amigos: la poeta y ensayista Margarita Carrera y el recordado escritor Manuel José Arce Leal. Ellos propusieron mi candidatura y la defendieron, de modo que fui electo en 1978.

Después he sido director de la Academia, vicedirector en dos ocasiones, y delegado en la preparación de las obras que las academias hemos editado en los últimos 15 años. Asimismo, fundé un programa de radio de la Academia, el cual se transmitió primero en Emisoras Unidas, y luego en Radio Universidad. El programa terminó cuando finalicé mi primer periodo de director (2004). He participado en los congresos internacionales de la Lengua Española celebrados en Zacatecas, San Juan de Puerto Rico, México, Valladolid y Medellín. He representado a AGLE (Academia Guatemalteca de la Lengua Española) en los congresos de las academias, celebrados cada cuatro años. He estado en los que se han llevado a cabo en Puebla, San Juan de Puerto Rico, Medellín y Madrid.

?????????

¿Qué aportes considera que ha dado a la literatura guatemalteca y el cuidado del idioma español en el país?

Me parece que ha sido fundamental la preparación de la Historia de la literatura guatemalteca, llevada a cabo en tres tomos y en compañía de la licenciada Catalina Barrios y Barrios. En su momento, dentro de los marcos historiográficos de la época logramos hacer un mapeo de textos y autores representativos de la literatura guatemalteca. Luego están otros artículos y libros enfocados en textos y escritores específicos. Como una faceta distinta, ligada a la docencia, destaco el Manual de comunicación lingüística, que se ha editado en 18 ocasiones, con un total de 30 mil ejemplares. Este fue un esfuerzo por dotar de un conocimiento básico de la lingüística a estudiantes que se iniciaban en la Universidad.

¿Cómo ve usted los cambios que recientemente fueron aprobados para la nueva edición de la Ortografía de la lengua española?

Los cambios ortográficos que hemos introducido responden a criterios científicos, gracias a la participación de lingüistas, filólogos, periodistas, sociólogos y otros especialistas. Es que en nuestras ortografías se habían introducido normas desusadas ya por los hablantes o ajenas a la naturaleza de la lengua española. Así, pues, la nueva Ortografía significa un esfuerzo por depurar y agilizar nuestro idioma.

Se dice que los cibernautas han destruido el idioma. ¿Qué opina?

Las redes sociales y el internet no han destruido el idioma español. Sencillamente han introducido en la lengua un aluvión de palabras que han enriquecido al español. Esto no es primera vez que sucede en la historia. Recordemos los influjos derivados de las artes de navegación que de Italia pasaron a España, o el caso de las modificaciones provenientes del ascenso de los Borbones al trono, en el siglo XIX. Un ejemplo: en español no existía la palabra “hotel” con el sentido de lugar de alojamiento. Los franceses introdujeron la costumbre de tener esos lugares de descanso y recreación y entonces la palabra “hotel” se enriqueció con este significado.

 

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s