Siempre quise hacer una película en la USAC.

maga07_71Por:
Byron Quiñonez
Siglo XXI
Guatemala, C. A.
 
En mayo, este director guatemalteco, a quien debemos filmes como Prohibido robar rosas y Aquí me quedo, presentará su más reciente y personal película: Pol, una comedia ambientada en el campus de la Usac.

Toma 1: Origen de un cineasta nato
En un plano de medio cuerpo, Rodolfo Chofo Espinosa Orantes evoca frente a la cámara: “Cuando tenía 11 años dibujaba todos los días y le contaba sueños, cuentos y películas a mis sobrinos. Sabía mucha expectativa de ellos y mía por ese momento y formaban un círculo para escucharme. Al final del día reservaba un momento para mi hermana y le contaba una especie de diario personal: historias, vivencias, amistades”.

“En el Liceo Guatemala me sentía muy reprimido porque no encajaba y tenían la idea de obligarlo a uno a ser normal. Mis padres terminaron trasladándome a un colegio más adecuado. Ahí me recomendaron clases artísticas y participé en concursos de dibujo, teatro y escultura. Siempre estaba metido en algo artístico”.

“Un día, observando las sombras de las rocas y sintiéndome como Indiana Jones, se me ocurrió: ¿Y qué tal si ahorita alguien me está filmando a escondidas sin que yo me dé cuenta? Esto me hizo preguntarme cómo se hacían las películas y ahí empezó todo”.

Toma 2: Rumbo a la cinematografía
“A los 13 años estaba obsesionado con hacer una película: adopté la novela de un amigo y escribí el guión, pero nunca la grabamos. Luego salió El silencio de Neto (una de las cintas guatemaltecas que más me gustan) y me molestó un poco porque sentí que me habían ganado la carrera, pero eso de ver un némesis me obsesionó más. Otra que me motivó mucho fue Ixcán, porque estaba filmada en video”, asegura.

“Estudié Biología dos años y ahí seguía con la idea de filmar: que vamos a tal lado, que vos hacé esto, que vos aquello, y filmemos. ‘Usted siempre anda pensando en hacer películas y es bueno para eso, mejor estudie teatro, métase a Humanidades, la biología la puede aprender en libros o documentales’, me aconsejaron los docentes”.

En 2003 estudió producción de video en el Comunity College of Philadelphia, donde le cayó bien a un docente que lo apoyó mucho. “Él me regaló un libro que a la fecha todavía consulto: El manual del perfecto idiota para escribir guiones. Mi primer cortometraje lo escribí basado en ese libro y empecé a dar talleres. Estudiando cine siempre me sentí en mi salsa”.
Impaciente por hacer cine, Espinosa regresó a Guatemala en 2004, y a la siguiente semana ya estaba editando en una productora. Empezó a filmar cortos y a participar en el festival Ícaro; en 2005 estudió producción para video digital, escritura de guiones y otros cursos en la New York Film Academy, así como cinematografía en la Universidad Galileo. Durante el rodaje de Looking for Palladin, filmada en Antigua, dirigió por un día a actores de la talla de Ben Gazara y Thalia Shire.

Ese día yo no cabía en ningún lado”, ríe.

Toma 3: Pol
Filmada en 22 días y basada en un guión que originalmente se llamaba Bienvenidos al campus central, Pol es considerada por Chofo su ópera prima. “Siempre quise hacer una película en la Usac porque le tengo mucho cariño; ahí viví muchas cosas de niño y mi papá daba clases ahí. Quería una historia donde hubiera que correr. El argumento fue escrito en 2007 y lo basé en varias experiencias personales”, explica.

Situaciones divertidas, personajes simpáticos, diálogos naturales y buena escenografía: eso es lo que el público puede esperar de esta nueva producción. Desde su cortometraje Un domingo como martes, Espinosa instituyó la idea de ensayar mucho antes de grabar. “Chofo es creativo y bastante práctico; llevábamos un buen ritmo de trabajo. Sabía cómo meternos en la situación de los personajes, qué o cómo cambiar en la siguiente escena. Fue bonito, ya quiero ver la película”, dice su protagonista Chloë Figueroa, que actualmente estudia cine en Montpellier, Francia.

“Siento que pertenezco al mundo del cine precisamente por mis inquietudes, no solamente porque lo haya estudiado, y que mi lugar en el mundo es hacer películas. Tal vez si hubiera vivido en una época de cazadores, yo sería el eslabón más débil”, reflexiona Espinosa. “O habrías sido el encargado de hacer las pinturas rupestres”, le digo.

Soltamos la risa y la cámara se aleja de nosotros.

Acerca de Culturales de Maco

Notas culturales compartidas y creadas por Marco Monzón, y colaboraciones para compartir desde la cultura, el arte, la espiritualidad y la tradición católica. Comparte ademàs, notas culturales de medios de comunicaciòn.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s